Con los fondos de los bonos soberanos se pagarán deudas que están contempladas en el presupuesto General, informó el ministro de Finanzas, Wilfredo Cerrato.

La semana pasada el gobierno comunicó que se destinaría el 20% del total de los fondos obtenidos para pagarle a los proveedores del Estado.

Aseveró que la prioridad es pagarle a la pequeña empresa y a las que han cumplido con la prestación de servicios que fueron contratadas por el gobierno hondureño.

Explicó además que la prioridad es pagarle a la pequeña empresa a las que cumplieron con la prestación de servicios que fueron contratadas por el gobierno.

En total se pagarían unos 500 millones de lempiras a los proveedores y 300 millones de lempiras a empresas constructoras.

La colocación de los bonos soberanos en el mercado de capitales costó al Estado 1.15% sobre el monto total, explicó Cerrato.

Para vender los bonos Honduras tuvo que pagar a cinco empresas, entre ellas, bufetes de Nueva York, el banco intermediario y empresas calificadoras.

Cerrato indicó que se le pagó a las firmas calificadoras Standar&Poors y Moody's para mejorar la condición riesgo país y obtener mejor valoración.