21/06/2024
02:02 PM

FMI avala cifras económicas y programas sociales en Honduras

  • 16 julio 2015 /

El organismo pide controlar las pérdidas en temas como la distribución de energía.

Tegucigalpa, Honduras

Una luz en el horizonte económico de Honduras se divisó ayer con el visto bueno que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dio al monitoreo de los principales indicadores macro durante su visita de tres días al país.

El déficit fiscal, la inflación, la tasa de crecimiento del PIB, las reservas internacionales y el desempeño de las empresas públicas e instituciones estatales recibieron el vistazo de la misión encabezada por Lisandro Ábrego.

En el transcurso del año, economistas independientes, empresarios y funcionarios del Gobierno han tenido en la mesa de debate diversas cifras, cuyo contraste no ha encontrado un punto de equilibrio ante la opinión pública.

No obstante, el organismo internacional dejó claro anoche que la economía hondureña crece, aunque persisten desafíos que por años han sido arrastrados por las administraciones: pobreza, educación y vivienda. Por ello consideró importante mejorar la capacidad financiera del Gobierno.

“La misión se siente alentada porque la economía hondureña continúa fortaleciéndose. La actividad económica ha seguido expandiéndose a un ritmo robusto con una tasa de crecimiento del PIB real de 4% durante el primer trimestre de 2015”, indicó Lisandro Ábrego, jefe de la misión del FMI, tras comparecer en Casa Presidencial.

“El panorama de la economía hondureña para 2015 sigue siendo positivo”.
La proyección inicial de ritmo de crecimiento económico era de 3%, pero Ábrego anunció que fue modificada a 3.5%, cifra que también representaría la expectativa para 2016. En 2014, el resultado fue 3.1%.

Déficit y reformas

El FMI espera que el déficit del sector público combinado cierre en alrededor del 3% en relación con el PIB y conforme a la meta del programa.

“La mayoría de las reformas estructurales están avanzando. La administración tributaria se está fortaleciendo, contribuyendo al sólido crecimiento en los ingresos y la mejoría de las cuentas fiscales. Las autoridades también han desarrollado un nuevo marco fiscal de mediano plazo, que se espera sirva como guía para la elaboración del presupuesto a partir de este año. En el sector eléctrico se ha establecido el nuevo ente regulador (Cree) y se espera que entre en operaciones en los próximos meses”, apuntó el jefe de la misión, quien añadió que de enero a mayo se evidenció una mejoría sustancial del Gobierno y en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) en comparación con el mismo período de 2014. “Esto respalda un importante fortalecimiento de la posición del sector público no financiero. La información disponible a mayo es un buen augurio para el cumplimiento de las metas fiscales del programa para junio”.

La misión destacó que un efecto de la mejoría de las finanzas públicas es la bajada de los diferenciales (spreads) en los bonos de deuda externa soberana, pero enfatizó en la importancia de “acelerar los esfuerzos para reducir las pérdidas en la distribución de energía que siguen prácticamente sin cambios en el nivel que tuvieron en 2014”.

Inflación y reservas

Mientras al cierre de 2013 la inflación rozaba el 6%, al primer semestre de 2015 este indicador se mantiene en 3.6% por la rebaja en los precios de los carburantes y “una conducción adecuada de la política macroeconómica”.

Las reservas internacionales netas (RIN) presentan también números favorables. A junio se registraron $370 millones más que lo observado al final de 2014, motivados principalmente por el “sólido crecimiento en las exportaciones y las remesas, así como de mayores influjos de capital”.
Esta cifra positiva permitió alcanzar la meta del programa de RIN para junio e incrementar la cobertura de reserva a 4.5 meses de importaciones.