20/02/2024
03:30 AM

Fiscalía pide de 81 a 128 años de cárcel para Rosa de Lobo

  • 24 abril 2019 /

Sala de lo Constitucional sobresee recurso intepuesto por la defensa de “Mi Rosa”.

    Tegucigalpa, Honduras.

    La Fiscalía hondureña pidió de 81 a 128 años de reclusión para la ex primera dama Rosa Elena Bonilla, en el caso conocido como “Caja Chica de la Dama”.

    La ex primera dama es acusada por ocho delitos de fraude, tres de malversación de caudales públicos y uno de lavado de activos a título de autora.

    De acuerdo al Código Penal, el delito de fraude es penado con reclusión de entre seis a nueve años y la de malversación de caudales públicos de tres a seis años. Mientras que el delito de lavado de activos es castigado de 15 a 20 años de prisión, según el decreto 45-2002 de la Ley de Lavado de Activos.

    Asimismo, solicitó sentencia condenatoria contra Mauricio Mora y Saúl Escobar, por ocho delitos de fraude, uno de lavado de activos y uno de confabulación para lavar activos como cooperador.

    Para ambos imputados, las penas serían de 69 a 102 años de reclusión. Ayer se informó que el Tribunal de Sentencia en materia de Corrupción ya puede emitir una resolución sobre la ex primera dama.

    LEA: Acusan a jueza de buscar favorecer a Rosa Elena de Lobo

    Se conoció que la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia sobreseyó un recurso de amparo interpuesto por el apoderado legal Juan Carlos Berganza, a favor de su defendida en septiembre de 2018. Ese recurso impedía que el juez que conoce la causa emitiera un fallo para la acusada por los delitos de fraude y apropiación indebida, pero ya puede dictarlo.

    El amparo fue considerado como recurrente por la Sala de lo Constitucional, debido a que el mismo no reunía los requisitos necesarios, según se lee en la respuesta emitida por esta instancia.

    De igual forma, la Sala Constitucional explica que al existir un pronunciamiento previo del órgano jurisdiccional competente, sería una “dilación innecesaria” de continuar con el recurso. La etapa de conclusiones continuó, el turno le correspondió a la defensa legal.