Tegucigalpa, Honduras.

La cadena de custodia de los más de 11 millones de dólares incautados a los hermanos Valle Valle en Copán no fue obstruida por el Ministerio Público, porque no participó en esa captura.

La exfiscal contra el crimen organizado Soraya Cálix desmintió la versión de los apoderados legales de nueve elementos de la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (Tigres) que fueron acusados por el hurto de 1.3 millones de dólares.

Los nueve uniformados fueron dejados en libertad este 13 de mayo por un juzgado de Nueva Arcadia, Copán.

Cálix, quien ahora se desempeña como titular de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN), aclaró que no hubo autoridad fiscal en el operativo ocurrido el 5 de octubre de 2014 en Florida, Copán, adonde se extravió el millonario botín.

“La Fiscalía no estuvo presente. Según acta, miembros de la Unidad Sensitiva de Investigación de la Policía Nacional contaron los sacos y los paquetes dentro de cada uno”, aseguró la fiscal.

La semana pasada el abogado Adalid Rodríguez, apoderado legal de los elementos Tigres acusados, dijo en el programa Frente a Frente, que fue la Fiscalía la que “rompe la cadena de custodia” y quienes además reciben el dinero y las actas.

Rodríguez aseguró que la Fiscalía no podía hacer cadena de custodia del dinero porque hubiesen tenido que acusar por lavado de activos a los hermanos Valle Valle, y el objetivo no era ese, sino detenerlos para extraditarlos. Es por ello, según Rodríguez, que el Ministerio Público no pudo sustentar en juicio que los policías tomaron los fondos.

La denuncia

La togada explicó que de acuerdo con el Código Procesal Penal, la Policía Nacional es competente para decomisar cualquier objeto y documento relacionado con el delito.

“No necesita la presencia de un fiscal para ejercer esa función, eso implicaría que en todos los casos en que se produzca un decomiso debe haber un fiscal presente desde el inicio siendo materialmente imposible”, expresó.

Cálix dijo que la Fiscalía conoció sobre el hurto por medio de una denuncia.

“Mediante oficio IG-SEDS-1119-2014 remitido al Ministerio Público en fecha 8 de diciembre de 2014 por parte del comisario de policía Quintín Juárez García”, dijo, pero no detalló el contenido de la misma.