30/06/2022
01:53 AM

Más noticias

Filtraciones amenazan el emblemático templo Rosalila en Ruinas de Copán

Crecimiento de algas, líquenes, presión estructural, desprendimiento de piezas, son parte de las afectaciones en la estructura.

Copán Ruinas.

Un grupo de arqueólogos de la Asociación Copán advirtió que el templo Rosalila debe ser intervenido con urgencia debido a daños que amenazan su estructura.

Ricardo Agurcia, director de la Asociación Copán, explicó que el templo que está cubierto por la estructura 16 está amenazado por una serie de factores que incluyen el crecimiento de microorganismos, algas y líquenes en fachadas, al igual que un problema de presión estructural que ha desarrollado algunas fisuras y grietas, al igual que piezas que se han caído y filtraciones de agua.

“El problema que se nos ha acentuado particularmente tiene que ver con la filtración de agua en los túneles donde está Rosalila. Con las lluvias de las tormentas tropicales, esa situación se ha puesto más crítica por la filtración de agua”, alertó el arqueólogo.

Sépalo
Agurcia descubrió hace tres décadas el Rosalila, uno de los hallazgos más importantes de Copán.
“Está muy delicado, se están cayendo pedazos del edificio, es indispensable que intervengamos lo antes posible. Cada uno de esos problemas tiene una solución diferente y nos estamos asesorando con expertos de México y Estados Unidos para tener un mejor resultado”.

Agurcia indicó que se trabaja en una propuesta de intervención para comenzar cuanto antes el rescate del templo que es considerado un tesoro hondureño.

Aseguró que para la primera etapa de intervención que urge en el sitio arqueológico se requiere una inversión de 4.1 millones de lempiras, ya que con gestión de la Asociación Copán se han conseguido recursos para comenzar la restauración.

La intervención, que deberá ser inmediata. Se tiene previsto iniciar el primer mes del año entrante, ya que según expertos se debe aprovechar el verano y hacer medidas de mitigación.

Intervención

La arqueóloga mexicana Karla García, que labora con la Asociación Copán, explicó que la intervención que requiere el templo Rosalila debe ser preventiva, curativa y de restauración, con el fin de retardar el deterioro.

De igual manera se estima un tiempo prudencial para lograr hacer el registro y documentación de las piezas dañadas y tener ojo crítico para hacer el diagnóstico.

“La situación es grave, no queremos ser extremistas, pero la intervención debe ser urgente y ser considerada por autoridades de Honduras”.

Adelso Canán, arqueólogo, indicó que antes de la intervención se debe hacer un estudio, ya que los trabajos para que sean efectivos requieren materiales especiales, pero, sobre todo, personal técnico especializado que incluya investigadores y conservadores.

Contrario a lo dicho por los arqueólogos, Eliud Guerra, director del Sitio Arqueológico de Copán, indicó que las lluvias de Eta y Iota solo dejaron daños en los muros perimetrales del lugar y negó que haya filtraciones.

Patrimonio

El templo Rosaliladata del año 571 d.C. y es considerado sagrado debido a que, en lugar de ser destruido por la civilización maya, fue enterrado en el centro de la estructura 16, es decir, el edificio central de la Acrópolis de Copán fue recubierto casi intacto y aún conserva su techo y cresta.

Para acceder a ver el templo, caracterizado por su color, hay que entrar a los túneles, y según hallazgos de arqueólogos, debajo de Rosalila hay tumbas más antiguas que datan de unos 150 años antes de la fundación de la dinastía real de Copán.