02/12/2022
12:46 AM

Más noticias

Familias sufren enfermedades por llevar más de 15 días entre el lodo

Al menos 600 personas de la aldea Lupo Viejo, Bajos de Choloma, se encuentran incomunicados por el desborde del canal Maya, que es un alivio para las aguas del Chamelecón y el Ulúa.

Choloma, Cortés.

Luis Sánchez, su esposa Iris Reyes, sus suegros y sus cuatro hijos adolescentes, todos residentes de Lupo Viejo, acampan en una pequeña champa en un bordo del río Chamelecón pues no tienen a donde ir.

CONGRESO NACIONAL

Diputados de Cortés gestionan que en enero se draguen los ríos Chamelecón y Ulúa como mitigación.

La crecida del río Ulúa provocó un reflujo en el canal Maya, el cual inundó las casas de los 600 habitantes de Lupo Viejo y los dejó incomunicados.

Todas estas personas tienen dos semanas de acampar en el bordo próximo a su comunidad y lo hacen en condiciones insalubres, sobreviviendo con donaciones de alimentos y peces obtenidos del río ya que sus cultivos también están destruidos por el agua. Muchos están enfermos con hongos en los pies y con problemas respiratorios, y la noticia que octubre será muy lluvioso genera una gran preocupación, pues tienen la esperanza de habitar de nuevo sus casas en unos días.

Delmis Cardona, experto en mitigación y gestión de riesgo y funcionario de la alcaldía limeña, informó que en La Lima se afectó por inundaciones las colonias Montevideo, 17 de Febrero, Limones (margen izquierdo del Ulúa) y El Paraíso (margen derecho del Chamelecón). Por esta inundación se tuvieron que refugiar en albergues por 10 días a 600 familias, sin embargo la mayoría a regresado a sus casas, a excepción de 10 familias que quedaron en un albergue.

En El Progreso también se reportan reparaciones menores en el bordo La Chilera sin embargo en los bajos de este municipio hay cientos de familias que aún no pueden volver a sus casas porque están inundados.

Piden agilizar la aprobación de fondos para la represa El Tablón en el río Chamelecón

Seguirá mal clima

Las proyecciones no son favorables según Cardona, ya que para el 13 de octubre se pronostica un nuevo evento meteorológico que sería retenido en el Caribe hondureño por la formación de un frente frío en Petén Guatemala. Sin embargo hasta el 9 de octubre se tendrá información más precisa sobre este fenómeno y su posible afectación.

Cardona informó que el Fondo Hondureño de Inversión Social (Fhis), Secretaría de Infraestructura y Transporte (SIT), alcaldías y el Centro de Estudios de Desarrollo para el Valle, están en la reparación de fallas generadas en los bordos, ya que en temporada lluviosa no se pueden hacer reparaciones generales. Ayer el personal de la Comisión Permanente de Contingencia (Copeco) tuvo día libre porque han trabajado 45 días sin parar por la crisis de las inundaciones.

Ramón Barrios, diputado por Cortés, informó que los diputados de este departamento se reunieron el fin de semana con miembros de varias secretarías y el secretario de la presidencia Héctor Zelaya para plantear asistencia por esta emergencia. El congresista aseguró los diputados plantearon que en el próximo presupuesto de octubre se establezcan las inversiones necesarias para asegurar la construcción de la represa El Tablón en el río Chamelecón y eso no será negociable.

Añadió que el proyecto, que andaría entre los 1,200 y 1,500 millones de lempiras, tardaría varios años en concretarse, pero se busca iniciar cuanto antes. Afirmó que en efecto Kuwait donó los estudios para su elaboración hace menos de una década, sin embargo se deben hacer estudios de actualización, los cuales ya se comenzaron a ejecutar. Esto porque los valores de los materiales han cambiado así como el curso del río Chamelecón. Todas las alertas se extendieron por 48 horas más.

Diputados de Cortés gestionan que en enero se draguen los ríos Chamelecón y Ulúa como mitigación.