15/08/2022
06:24 AM

Más noticias

“Falsos y cínicos”: Luis Redondo dice que le pidieron “acuerdos” para elección de la Corte

El presidente del Congreso Nacional dice que actores políticos buscan “colocar a sus esbirros” en la Corte Suprema de Justicia.

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente del Congreso Nacional, Luis Redondo, calificó de “falsos y cínicos” a quienes, según él, le pidieron acuerdos para colocar a magistrados a su conveniencia en la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Redondo, en sesión plenaria, describió que, en su posición, ha sido “buscado en privado” por actores políticos para “colocar a sus esbirros” en la nueva mesa de magistrados, aunque no precisó quiénes.

ELECCIÓN

15 abogados hondureños serán seleccionados para convertirse en los nuevos magistrados de cara al período 2023-2030.

Redondo extendió sus declaraciones en su cuenta en Twitter, respondiendo a críticos de su propuesta de informe denominado “La Verdad”, en la que se refiere a la elección de la junta nominadora de la Corte Suprema de Justicia.

“En público se plantan en contra de lo que hacemos, cuando no hacemos lo que hacían las estructuras criminales que estaban acostumbradas a imponer”, pero en privado me buscan para “acuerdos”, hasta me han pedido ponga en la Corte a sus esbirros, SON FALSOS, CÍNICOS”, escribió Redondo en Twitter.

“Se sientan con criminales y se toman fotos, firman acuerdos internacionales que son falsos, son montajes de simulacros de transparencia que solo han servido para apoyar a sus criminales que han gobernado en los últimos 13 años, retienen acusaciones y denuncias”, extendió el presidente de la Sala Legislativa.

Por último, escribió: “Denuncias contra criminales que son sus amigos, clasifican que sale público y que no les conviene, son ENEMIGOS DEL PUEBLO que han encontrado la forma de financiar sus mentiras y montajes perversos, lo bueno que todo tienen su tiempo y no hay nada oculto. Tomen nota”.

Redondo es del criterio de que la instalación de la junta nominadora “le quita facultades” al Congreso Nacional de Honduras. La consideró, además, “ilegal e innecesaria”.