25/06/2022
12:18 AM

Más noticias

Exempleados de Sedis exigen pago de tres meses de salario

Aseguran que al ser despedidos se les prometió el pago de todo lo que les corresponde.

Tegucigalpa, Honduras.

Un grupo de exempleados de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) antes denominada Sedis, realizaron este martes un plantón en los bajos del Centro Cívico Gubernamental para exigir el pago de tres meses de salario que aún se les adeuda por parte del actual Gobierno.

“Hemos sido pacientes, nos despidieron en febrero y marzo con la promesa de que pagarían los sueldos de enero y febrero y marzo, así como los derechos adquiridos, pero ya casi estamos terminando el mes de mayo y aún no nos pagan, por lo que hoy nos estamos declarando en calamidad doméstica”, explicó Félix Salgado, uno de los afectados.

Esta es una de las primeras acciones que desarrollarán los exempleados de Sedis ante la falta de pago. “Es el principio de esta lucha porque nos paguen”, ahondó Salgado.

El ministro de Sedesol, José Carlos Cardona, a través de su gerencia de Recursos Humanos instruyó el despido de personal por contrato durante los meses de febrero y marzo, estableciendo por escrito que pagaría los meses trabajados y los derechos proporcionales, sin embargo, los exempleados manifestaron que aún no les hacen efectivos sus salarios.

“No solo somos exempleados, somos hondureños que tenemos familias que mantener y estamos a la espera de la promesa realizada al momento de nuestro despido, aquí hay personas de la tercera edad que fueron despedidos sin causa alguna y sumado a eso no les pagaron, por eso queremos justicia”, expresó Salgado.

Los exempleados anunciaron que denunciarán ante las instancias nacionales e internacionales pertinentes la violación al derecho de remuneración por un trabajo desempeñado que tiene cada hondureño.

También, pidieron a la presidenta Xiomara Castro, instruir al ministro Cardona para que busque los mecanismos más expeditos para saldar los pagos. Cabe destacar que actualmente esa institución también adeuda dos meses de salario a los empleados que aún permanecen por la planilla de contrato.