Tegucigalpa, Honduras.

La Administradora de Fondo de Pensiones del Régimen de Aportaciones Privadas (AFP-RAP) aún espera el permiso o licencia que otorga la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) para comenzar operaciones.

Enrique Burgos, gerente del RAP, dijo que falta que “la Comisión Nacional de Bancos y Seguros otorgue el permiso o licencia para empezar la captación de las aportaciones al Fondo de Pensiones y Cesantías”. Aseguró que trabajan en ritmo acelerado y el RAP se ha preparado técnica y administrativamente con el objeto de competir en un nuevo modelo de negocios. De esa manera, convertirse en una administradora de fondos múltiples.

Detalló que la AFP busca ofrecer un plan de ahorro a largo plazo con el propósito de que la persona al llegar a la edad de retiro, que de acuerdo con la Ley del IHSS es de 60 años las mujeres y 65 los hombres, puedan gozar de una jubilación digna y decorosa.

A la vez, cubrir el segmento de mercado de trabajadores de la empresa privada, puesto que en la actualidad se encuentra completamente desprotegida, según Burgos.

Quienes aporten a este nuevo sistema tendrán beneficios, como crédito para vivienda a tasas favorables, préstamos personales con garantía de aportaciones (PGAS).

El RAP seguirá administrando las cuentas individuales vigentes de sus afiliados que decidan continuar con el sistema y las que resulten en el futuro.

Referente a la entrega de los excedentes de más de L5,500 millones que tiene la institución, dijo que se contrató a un actuario y una firma legal hondureña con apoyo de expertos chilenos con el objetivo de determinar el mecanismo óptimo para cálculo y acreditación de excedentes. “Sobre esa base se asignará a cada una de las cuentas de capitalización individual”, apuntó.