15/08/2022
06:08 PM

Más noticias

Plan de la Enee busca reducir un 8% de pérdidas en un año

Incluyen acciones como mejorar las redes de transmisión y distribución, instalación de medidores, focos ahorradores y revisión de circuitos eléctricos.

Tegucigalpa

Para aminorar las pérdidas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), el Gobierno lanzó el programa de reducción de pérdidas técnicas y no técnicas, con el cual prevén bajarlas de un 38% a un 15% en los próximos cuatro años de forma escalonada.

El plan, que fue puesto en marcha ayer, tiene como meta reducir un 8% las pérdidas en el primer año, lo que representa la recuperación de más de 3,300 millones de lempiras.

Datos

75,000 millones de lempiras es la deuda que autoridades recibieron de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, según autoridades de Energía.

1,855 millones de lempiras es la inversión para mejorar la red de transmisión durante el primer año de ejecución del plan.

Para lograr ese objetivo analizan una serie de acciones que se deben implementar, entre las que resaltan la revisión y normalización de 33 circuitos eléctricos, con los que se pretende reducir un 4.18% del total de las pérdidas del primer año.

Los circuitos son los de mayores pérdidas, se encuentran en ocho departamentos y al menos 12 pertenecen a la zona norte, indicó el titular de la Secretaría de Energía, Erick Tejada.

“Esos circuitos son los más críticos y los que vamos a atacar primero”, indicó el ministro, quien añadió que el 18% del porcentaje total de las pérdidas se adjudica a la zona norte.

Otra medida en el primer año es revisar 2,392 instalaciones de medianos y altos consumidores que facturan 179,130 kilovatios hora, que representan L950 millones al mes.También la instalación de 454,060 medidores y 3.5 millones de focos ahorradores.

Cobertura eléctrica en el país

El ministro de Energía, Erick Tejada, indicó que Honduras tiene el índice de cobertura eléctrica más baja de Centroamérica, que es de un 85%; sin embargo, plantean un programa de electrificación rural, que con las inversiones de transmisión y la expansión de redes de distribución se mejorará la cobertura. El funcionario agregó que las pérdidas técnicas y no técnicas del país rondan el 38% y que son las segundas más altas de la región, superadas solamente por Haití.

La inversión inicial para mejorar la red de transmisión será de L1,855 millones, en la que se establecen seis proyectos, entre ellos la instalación de dos transformadores de potencia en la subestación de El Progreso, Yoro, con lo que se espera mitigar el riesgo de apagones en la zona norte, según el plan.

“El proyecto es clave y ya con esta nueva administración hemos empezado a gestionar los dos transformadores de potencia en la subestación, que van a ayudarnos a regular voltaje en esa zona y nos van a ayudar a controlar en alguna medida todas las variaciones que hay en voltaje en dicha región”, explicó el ministro. Para la red de distribución se invertirán L3,400 millones en los primeros 12 meses.

El plan es coordinado por tres expertos: en la parte técnica la ingeniera Delmy Padilla; el área administrativa por el licenciado Raúl Soto, y la parte informática la ingeniera Vanessa Arias. También funcionarán siete subcoordinaciones a nivel nacional.

El programa es parte del plan de rescate de la estatal eléctrica para garantizar el acceso a la energía eléctrica como un derecho humano y un bien público, tal como lo expresa la nueva ley.

Para su desarrollo se contará con la colaboración de las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Seguridad con la Policía Nacional y otras entidades.

Reacciones

Esta no es la primera vez que un Gobierno anuncia un plan para reducir las pérdidas de la estatal, en 2016 el gobierno de Juan Orlando Hernández firmó un acuerdo con la Empresa Energía Honduras (EEH) que buscaba reducir las pérdidas técnicas y no técnicas en 17%, pero no lo han logrado.

Kevin Rodríguez, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), manifestó que ejecutar el plan de reducción de pérdidas es necesario y urgente, pues la Enee es la estatal que acumula mayor deuda.

“Rescatar el sector eléctrico debe ser la prioridad número uno y debe estar en la agenda del Gobierno por los cuatro años”.

Agregó que el 80% de las pérdidas totales son no técnicas; es decir, por robo de energía, por lo que se deben ejecutar acciones para contrarrestar el hurto.Para Miguel Aguilar, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Enee, las expectativas del plan son buenas.

“El plan debe ser sostenible, con logística, con todas las herramientas y el equipamiento que se necesita para un trabajo tan delicado como ese”.