29/02/2024
08:31 AM

Limitaciones de divisas, falta de energía e inseguridad jurídica ahuyentan inversión: Mateo Yibrín

Todos los presidentes del Cohep se reunieron con la embajadora de Estados Unidos, Laura Dogu, en San Pedro Sula.

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) hizo un análisis del país en materia de inversión extranjera y brindó algunas recomendaciones al gobierno.

Mateo Yibrín, presidente del Cohep, propuso reducir al 12 % el impuesto sobre la venta (ISV), que actualmente está en 15 %, lo cual representaría un alivio para todos los hondureños. “Eso es algo que se puede hacer ya, es una decisión política, no se debe discutir tanto”, comentó.

A su vez, manifestó que el toque de queda no es beneficioso para la economía nacional, por lo que sugirió al gobierno retirar esa medida antes de que pasen 30 días.

”Si el toque de queda comienza a las 11:00 p.m., los empresarios deben cerrar a las 8:00 p.m. para limpiar el restaurante, dejar todo ordenado, tomar un transporte y llegar a la casa, por lo que se pierden las ventas de toda la noche. Pero sí creo que es una medida obligada por lo que pasó en Choloma (masacre de 13 personas) y en una panadería aquí en San Pedro Sula (masacre donde murió la esposa de Magdaleno Meza)”, dijo.

Extienden hasta el 19 de agosto estado de excepción parcial en Honduras

Nos están ganando por goleada los países vecinos porque no tenemos energía que ofrecer ni seguridad jurídica que ofrecer. Nos reunimos hoy con la embajadora porque es importante para nosotros entender qué pasa con la inversión estadounidense en Honduras y cuáles son las limitaciones que tenemos”, sostuvo.

”Hay muchas empresas que no invierten en Honduras por falta de conexión eléctrica”, dijo Yibrín. “Cualquiera que venga a Honduras va a tener problemas para sacar sus divisas”, agregó.

También hizo referencia a la Ley de Justicia Tributaria, la cual, según su apreciación, “de lo que menos habla es de tributos o de mayor recaudación”, sino que “está diseñada para controlar a los empresarios”.

Si bien es cierto que las proyecciones de inversión indican que Honduras crecerá un 3 %, pero “podría ser de hasta 7 % anual si no tuviéramos tantos obstáculos, si el gobierno no nos atacara. (...) Decía la embajadora que los inversionistas miran que el gobierno tiene una guerra contra el sector privado, ya sea en medios de comunicación o redes sociales, por eso se van a Guatemala o El Salvador”.