30/06/2022
01:47 AM

Más noticias

Elecciones generales 2021: El abstencionismo ganó entre los hondureños en Nueva York

En una comunidad que asciende a entre 800.000 y un millón de personas, según estimaciones, solo 15.696 electores se enrolaron en el registro nacional para solicitar la documentación que les permitiera votar

Nueva York, Estados Unidos.

Alrededor de 60 personas votaron ayer domingo en las elecciones hondureñas en Nueva York, en medio de las quejas por las dificultades para obtener el documento nacional de identidad que habilitaba a los electores a votar.

El gobernante Partido Nacional (derecha) obtuvo 29 votos por 26 del opositor Partido Libre, de Xiomara Castro, mientras que el Partido Liberal solo logró un voto y otro fue nulo, informó a la AFP el representante del Comité Nacional Electoral, Bladimir Bastida, de este colegio electoral, uno de los 14 que se instalaron en todo el país.

LEA: Xiomara Castro sigue liderando conteo de votos en Honduras

La abstención ha sido la gran ganadora de esta jornada, en parte provocada por la dificultad para obtener el documento nacional de identificación.

Muchos tuvieron dificultad para obtener su documento para ejercer el voto.

No hubo voluntad política

En una comunidad que asciende a entre 800.000 y un millón de personas, según estimaciones, solo 15.696 electores se enrolaron en el registro nacional para solicitar la documentación que les permitiría votar. De ellas, 1.420 en Nueva York, aunque se calcula que el solo en el Bronx viven 300.000 hondureños.

Además: Apenas 600 hondureños ejercieron el sufragio en EE UU

Bastida, que llegó desde Tegucigalpa para el proceso electoral en Nueva York, explicó a la AFP que muchas personas se acercaron a depositar su voto sin ese documento pero fueron rechazadas.

Una de ellas era Montserrat Murillo, hija de la activista asesinada Margarita Murillo, cuyo documento de identidad “es de los antiguos que vencen a finales de año y no nos lo aceptan”.

Fuera del colegio electoral neoyorquino, situado en una iglesia evangélica en pleno corazón del Bronx, un grupo de activistas denunciaba que se trata de una argucia del gobierno hondureño para impedir que la diáspora pueda votar en masa e incidir en el resultado de las elecciones presidenciales.

“No ha habido voluntad política”, criticó Lida Perdomo, de Lucha y Solidaridad Hondureña USA, que aboga por que se respete la “voluntad del pueblo”.

Los hondureños votaron el domingo en medio de temores de violencia y llamados a la calma de los candidatos, en unos comicios para suceder al derechista Juan Orlando Hernández, quien culmina su mandato señalado por narcotráfico en Estados Unidos.

Los temores de fraude, algo que la oposición ya denunció en los anteriores comicios de 2017, y la muerte de al menos 31 personas vinculadas a las elecciones durante esta campaña, avivan las tensiones.