28/06/2022
07:47 PM

Más noticias

EEUU le designa abogado a “El Tigre” Bonilla y fijan segunda audiencia el 10 de junio

El exdirector de la Policía Nacional fue extraditado ayer martes a Nueva York, bajo acusación de participar en conspiración para importar cocaína.

Nueva York, Estados Unidos.

El exdirector de la Policía Nacional, Juan Carlos Bonilla Valladares (61), compareció esta mañana en la Corte del Distrito Sur de Nueva York en su primera audiencia ante la jueza federal Katharine H. Parker, para responder por delitos asociados con el narcotráfico.

A la Corte llegaron desde temprano los dos fiscales de la lectura de cargos de Juan Orlando Hernández de ayer y agentes de la Admnistración de Control de Drogas (DEA) con una bolsa de ropa y pertenencias presuntamente de Bonilla Valladares. También se hicieron presentes el intérprete de la Corte y un abogado defensor.

Se informó que Juan Carlos Bonilla llegó a la Corte con una camiseta de color blanco y debido a que no tenía abogado, Estados Unidos le asignó un defensor público.

A continuación el hilo de conversación de la primera audiencia:

- Jueza Katharine Parker: ¿Fecha de arresto?

- Fiscalía: Fue extraditado ayer de Honduras.

- Juez Parker: Tiene derecho a que notifiquemos a su consulado.

Parece que Bonilla está consiguiendo un abogado pagado por los contribuyentes estadounidenses.

- Jueza Parker: ¿Jura que esta información financiera es cierta?

- Juan Carlos Bonilla: Sí.

- Jueza Parker: Por lo tanto, le designo un abogado.

- Jueza Parker: ¿Estados Unidos busca la detención?

- Fiscalía: Sí.

- Abogado de Bonilla: Estamos de acuerdo por ahora. Fecha de control 10 de junio.

Suspendida la audiencia.

Será en la siguiente audiencia cuando se le detallarán los cargos por parte de los fiscales, se comentará superficialmente sobre las evidencias en su contra y se le preguntará si se declara inocente o culpable de las imputaciones.

Momento en que salía la aeronave de la DEA con Juan Carlos Bonilla a bordo.

Ramón Matamoros, abogado de la Defensa Pública y quien fungió como defensor de “El Tigre”, manifestó ayer martes que “las posibilidades que él tiene irán de acuerdo con las pruebas que tenga la Fiscalía en Estados Unidos, pero los agentes de la DEA no han podido demostrar que participó en el narcotráfico”.

El profesional del Derecho señaló que Bonilla se declarará inocente en Estados Unidos, aunque dijo que podría colaborar con la justicia dependiendo las pruebas que se presenten.

Bonilla está acusado por Estados Unidos de usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos en relación a la conspiración para importar drogas, y usar y portar armas de fuego para promover la conspiración de importación de cocaína.

El exdirector de la Policía Nacional fue extraditado ayer martes a Nueva York, donde enfrentará juicio bajo acusación de participar en conspiración para importar cocaína a Estados Unidos.

Bonilla, quien permanecía recluido en una unidad militar en las afueras de Tegucigalpa, fue llevado a la base aérea Hernán Acosta Bonilla, en el extremo sur de la capital hondureña, bajo un riguroso dispositivo de seguridad por tierra y aire.

El avión, un bimotor blanco de hélice con matricula N366FM, del sistema de justicia de Estados Unidos en que fue llevado Bonilla, esposado de manos, despegó pasadas las 9:30 am.

La extradición de Juan Carlos Bonilla, que fue acusado en abril de 2020 y solicitado por Estados Unidos en mayo de 2021, fue aprobada por un juez natural de Tegucigalpa el 8 de abril.

En abril de 2020, el fiscal del distrito de Manhattan, Geoffrey Berman, indicó que Bonilla jugó un “papel clave en una conspiración internacional de tráfico de drogas”. Dijo además que Bonilla cometió delitos en nombre del exdiputado Juan Antonio “Tony” Hernánde, quien en marzo de 2021 fue condenado a cadena perpetua más 30 años de prisión, “y de su hermano el presidente”, en referencia al ahora exgobernante Juan Orlando Hernández, entre ellos “el asesinato de un traficante rival”.

Ejerció como director de la Policía Nacional entre 2012 y 2013 durante el Gobierno que presidió Porfirio Lobo (2010-2014).

La semana pasada, en una carta escrita a mano por Bonilla, expresó: “Ahora que enfrento un proceso penal en el Distrito Sur de la Corte de Nueva York, he sido mencionado injustamente por personas desconocidas que han actuado fuera de la ley para desprestigiar mi honor, familia y ardua carrera policial, solamente pido a Dios que los bendiga por siempre”.

“A mis hijos e hijas no puedo prometerles que estaré presente en el camino de sus vidas, pero sí que voy amarlos por el resto de mi vida; a mis nietos y bisnietos, que Dios ilumine sus caminos para ser personas de bien y altruistas”, señaló Bonilla en su carta.

Su extradición a Estados Unidos coincidió con la comparecencia del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández (2014-2022) ante el juez Kevin Castel, de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, donde conoció los tres cargos que le imputan sobre narcotráfico y uso de armas.

Con Bonilla suman al menos 31 los hondureños que han sido extraditados a Estados Unidos por narcotráfico, desde 2014.