San Pedro Sula, Honduras

La directora de la Escuela de Aplicación Musical, Vilma Ondina Guardado, declaró que los padres que la culpan a ella y a la subdirectora por la mala administración, tienen que comprobar las esas denuncias.

“Deben decir de qué manera se ha hecho una mala administración del centro”, apuntó Guardado.

Sépalo
Unos 200 alumnos reciben clases en la escuela; los menores, además de sus clases generales, aprenden a utilizar los instrumentos musicales.

Desde hace varios días, parte de los padres de la escuela, ubicada en la colonia Los Alpes, denunciaron supuestas faltas administrativas.

Ante esos problemas, se instaló una comisión que investiga las denuncias de los padres; sin embargo, aún no han dado resolución de la investigación.

La subdirectora Doris Zacapa dijo a LA PRENSA que desde el 1 de agosto, un grupo de padres no las dejan ingresar al centro, a ella, a la directora y a otra docente. “No podemos ingresar a la institución y la directora departamental no nos dice nada. Queremos seguir trabajando para los niños de la Escuela de Aplicación”.

Las docentes aducen que las denuncias derivan de una persecución por parte de las autoridades departamentales hacia ellas.

“En 2015 quisieron hacer lo mismo, no entendemos cuál es el fin que tienen”, dijo la directora de la escuela.

Ahora hay otras personas que están fungiendo como autoridades, pero Guardado señaló que no se les comunicó nada a ellos, por lo que piden una explicación.

Las denuncias van desde malos tratos a los menores, ausentismo del centro, hasta mal manejo de fondos. A eso, las docentes se defendieron aduciendo que los maestros no manejan dinero. Explicaron que los padres eligieron a un tesorero, quien se hace cargo de los fondos del centro. “Cada padre aporta anualmente 550 lempiras para pagar al vigilante y la aseadora”, detalló.

Dato
Desde hace un mes varios padres de familia se tomaron el centro pidiendo a las autoridades educativas que investiguen las denuncias.

Investigación

Sara Doris Sambulá, directora departamental, dijo que la comisión sigue investigando las denuncias. Hasta que se presente el informe las docentes serán llamadas a las audiencias de descargo.

“El problema data de hace tres años. En tanto se revisen las supuestas denuncias hay un docente con el perfil para dirigir los procesos en el área musical. Nosotros solo hacemos el trabajo correspondiente”, dijo Sambulá.