06/08/2022
08:59 AM

Más noticias

Dirección de Transporte enviará a la Fiscalía a quienes aumenten pasaje

Francisco Alvarado, titular de la Dirección de Transporte, advierte que harán operativos para sancionar a quienes hagan cobros no establecidos.

San Pedro Sula, Honduras.

Para atender la denuncia de los ciudadanos que son afectados a diario por el aumento ilegal a los pasajes en buses y taxis, las autoridades de la Dirección Regional de Transporte comienzan fuertes operativos.

Tras el reportaje de LA PRENSA publicado ayer, las autoridades de Transporte y las Policías Militar y Nacional iniciaron operativos en los puntos de buses y taxis de los sectores Chamelecón y Rivera Hernández.

Francisco Alvarado, titular regional de la Dirección de Transporte, refirió que en los últimos días han decomisado por varias faltas a más de 30 unidades.

“Los transportistas que incrementen los pasajes serán sancionados y posteriormente procederemos a remitirlos a la Fiscalía por abuso de agiotaje”, aseguró el funcionario.

No obstante, Ramón Velásquez, presidente de la Asociación de Motoristas Profesionales de Honduras (Asomoproh), dijo que harán la solicitud al Gobierno para que se apruebe en los próximos días un aumento de por lo menos un lempira a los pasajes.

Operativos

Francisco Alvarado indicó que es muy importante que las personas denuncien, porque de esa forma es como ellos proceden a sancionar a los que abusan de los pasajeros.

“Estaremos trabajando en los lugares donde las personas se han manifestado y esperamos que ciudadanos de otros sectores reporten también ese tipo de irregularidades”.

Miles han tenido que someterse a las reglas arbitrarias de los transportistas porque no tienen otra opción para llegar hasta sus hogares o lugares de trabajo.

La sampedrana Mirna Ponce consideró que parte de los abusos cometidos por los transportistas son responsabilidad de las autoridades de seguridad, porque en las zonas peligrosas los buses y taxis tienen que pagar impuesto de guerra a las maras.

“Si algunos transportistas no se arriesgaran a entrar a zonas peligrosas miles de personas nos quedaríamos sin poder llegar a nuestras casas. En varias colonias de Chamelecón, los pandilleros no dejan pasar a nadie sin hacer un pago”, expresó Ponce.De los más de 6 mil taxis y 3,500 buses que circulan en la zona norte, ni el 30% labora en horas de la noche por temor a ser víctima de la delincuencia.

La ciudadana Paula Orellana manifestó que no solo en horas de la noche son afectados por las irregularidades de los transportistas.

“Los buses de la 2 que vienen del sector Satélite no están cumpliendo con las rutas establecidas y bajan los pasajeros en la parada de Maheco solo por regresar a la colonia por más gente.

Por ello nosotros tenemos que pagar otro bus”, agregó la pobladora.

Reacciones

Carlos Suazo, dueño de transporte público, dijo que la mayor parte de los buses y taxis tienen que pagar dos cuotas semanales a los extorsionadores y que hasta la fecha ninguna autoridad ha podido frenar el pago a las maras.

“Los taxis pagamos entre L150.00 a L300.00 semanales para que nos dejen trabajar, pero algunos preferimos no salir en horas de la noche. Quienes lo hacen es porque tienen gran necesidad y por unos cuantos lempiras arriesgan su vida”, agregó.