25/06/2022
12:18 AM

Más noticias

Dinant entra a prestigiosa iniciativa internacional

Es la primera empresa hondureña en ser miembro de los Principios Voluntarios sobre Seguridad y Derechos Humanos.

Tegucigalpa

La empresa hondureña Corporación Dinant ha sido galardonada como miembro de pleno derecho de los Principios Voluntarios sobre Seguridad y Derechos Humanos (VPSHR, por sus siglas en inglés).

La iniciativa internacional de gran prestigio rige la forma en la que las organizaciones examinan, reclutan y capacitan a hombres y mujeres de seguridad y cómo interactúan de manera pacífica y transparente con las comunidades.

El voto a favor de Dinant fue realizado por un grupo de alto nivel de oenegé, corporaciones privadas y organismos gubernamentales comprometidos en un diálogo sobre seguridad y derechos humanos.

Claves

1- Los productos de Dinant se comercializan en Centroamérica y República Dominicana. Sus operaciones emplean directamente a 7,800 personas, que a su vez brindan apoyo a 24,000 miembros de familia.

2- En 2015, Dinant lanzó una serie de mecanismos regionales de quejas de la comunidad, operados por el personal de enlace comunitario profesional de la empresa con el objetivo de dar un mejor servicio.

Dinant es la primera empresa hondureña en unirse al VPSHR y la primera agroindustria en el mundo en obtener la membresía completa.

Roger Pineda Pinel, director de Relaciones Corporativas y Sostenibilidad de Dinant, destacó que “es un día muy importante para Dinant, nuestro personal y nuestros socios comerciales, e histórico para Honduras.Después de muchos años de hacer grandes avances en la modernización de nuestra seguridad y mejorar la forma en que nos relacionamos con las comunidades locales, nos sentimos honrados de ser admitidos como miembros de pleno derecho de esta prestigiosa organización”.

Para saber

El 13 de julio de 1960
se constituye Químicas Dinant de Centroamérica, en el año 2005 pasa a llamarse Corporación Dinant.

Desde 2013 que Dinant tomó la decisión estratégica de comenzar a comparar sus operaciones con los principios voluntarios sobre seguridad y derechos humanos, a pesar de que las empresas fuera de las industrias extractivas no eran elegibles para unirse en ese momento.

Ese mismo año fue más allá de los requisitos de VPSHR al prohibir que todos los guardias de seguridad porten armas de fuego en sus plantaciones, plantas de extracción de aceite de palma y plantas de fabricación.

Dos años después, Dinant lanzó una serie de mecanismos regionales de quejas de la comunidad, que continúan vigentes, brindando formas simples, seguras y confiables de comunicarse con la empresa.

“El anuncio es el resultado de un esfuerzo de equipo de muchas personas, pasadas y presentes, que adoptaron el programa de Principios Voluntarios y lograron este éxito. Tengo plena confianza en que utilizaremos la membresía de Dinant para continuar mejorando nuestras operaciones”, concluyó con orgullo Pineda.