TEGUCIGALPA.

Ante la caída de la recaudación de impuestos que ha llevado al Gobierno a tomar medidas de contención, reasignación y reducción de gastos, la Secretaría de Finanzas confirmó que han incorporado recursos externos; es decir, deuda externa, que permitan cumplir con las obligaciones salariales de junio, julio y agosto.

Según explicó la titular de Finanzas, Rocío Tábora, los apoyos externos a requerir son de un 30%, equivalente a L1,050 millones, “que ocupamos para cubrir las planillas de salarios”.

Respecto al pago del décimo cuarto mes, el 60% de los burócratas ya lo ha recibido.