Tegucigalpa, Honduras.

Luego de que el Gobierno de la república aprobara la celebración de la Semana Santa en el país, los sectores hoteleros y de turismo han reaccionado positivamente con la decisión y esperan empezar a reactivar el sector y volver a generar empleos.

Sin embargo, las expectativas no son altas, representantes del sector señalaron que las restricciones aprobadas por el Gobierno limitarán en gran medida el flujo económico.

Comparadas con las cifras de 2019, donde la Semana Santa dejó una derrama económica de L3,000 millones, para este año esperan que el flujo sea de entre L1,000 a L1,300 millones.

LEA: Piden a hondureños, 'hoy más que nunca', hacer turismo interno en Semana Santa

Roberto Oseguera, presidente de la Asociación de Pequeños Hoteles de Honduras (Hopeh), dijo a LA PRENSA que luego de la confirmación de la semana mayor comenzó la reservación hotelera, en mayor medida los que tienen sus habitaciones con distanciamiento, para esta categoría se estima que las reservaciones ya están a un 20% y 30% de su capacidad y para los hoteles donde sus habitaciones están juntas las reservaciones son del 5% y 10%.

Oseguera hizo un llamado a la población para que por favor cumplan con las medidas de bioseguridad establecidas por los hoteles, ya que considera que muchos no toman medidas para frenar el avance del covid-19.

El presidente de la Hopeh detalló algunas de las medidas de bioseguridad que tendrán varios hoteles, entre ellas están las reservaciones en línea y vía teléfono para evitar que los clientes se expongan mucho tiempo a andar en los hoteles.

También las comidas como desayunos y cenas se estarán sirviendo en las habitaciones en los hoteles que no tienen muchas espacios.

En el aseo de las habitaciones se está usando ozono para desinfectar no solo las camas, sino también las cortinas y paredes. El personal de los establecimientos usa siempre el equipo de bioseguridad para atender a los clientes. Las piscinas tendrán horarios para su uso y que no se aglomeren tantas personas.

Nicolle Marder, ministra de Turismo, señaló ayer que los hoteles pequeños, que representan el 80% de los negocios a nivel nacional, podrán operar al 100% de su capacidad para que la actividad sea rentable.

La ministra señaló que ya hay protocolos claros para los diferentes hoteles y sus ubicaciones así como para las actividades turísticas. Marder recordó que para esta Semana Santa el llamado del gobierno es para que se queden en casa y disfruten en familia.