02/10/2022
06:57 PM

Más noticias

Derick Hulse, de jugador talentoso a prominente pastor porteño

Derick Hulse inició su carrera futbolística desde los 15 años de edad. Su vida tuvo un giro extraordinario en el 2013. Conoce las razones que lo convirtieron en un pastor evangélico.

Puerto Cortés, Honduras.

El exvolante de varios equipos de la Liga Nacional como de equipos internacionales por más de 16 años de carrera futbolística, Derick Hulse, tuvo un giro extraordinario en su vida en el 2013, al dejar las canchas de fútbol para convertirse en un destacado pastor evangélico en Puerto Cortés y también líder de una fundación de futbolistas cristianos denominado 'Atletas del Reino'.

Hoy conoceremos cómo fue su vida como futbolista y qué fue lo que le motivó a buscar de Dios para convertirse en un hombre totalmente diferente.

¿ Cómo fue su vida como jugador? ¿Fue de locura, de excesos?

Como jugador no conocía a Cristo, debuté muy joven a los 15 años y eso me llevó a tomar malas decisiones en cada faceta de mi vida, pero también me trajo experiencias y madurez.

¿ En qué equipos militó?

Jugué en el Motagua, Marathón, Victoria, Platense y a nivel internacional estuve en el Shanghai de China, en el Gimnasia del Mar de Plata de Argentina y más de tres años y medio jugando en Guatemala en el Marquense, Xelajú y Malacateco. Fue una carrera de 16 años muy exitosa no me puedo quejar, Dios me bendijo mucho y le agradezco a cada equipo lo que me dio como experiencia y lo que pude dejar yo como jugador.

¿ Qué lo hizo convertirse en un hombre cristiano? ¿Hubo un caso personal que lo hizo cambiar?

Darme cuenta que lo que el mundo ofrece es pasajero, darme cuenta que la fama, el dinero y las amistades van a pasar pero Dios va a permanecer. Me di cuenta en mi vida, que lo que tenía era una fantasía, pero cuando llegaba a mi cuarto y estaba solo estaba vacío.

Llegó un momento de tanto vacío en mi vida que tenía que tomar una solución y la solución era Cristo, no había otra.

¿ Qué le fue más fácil, convertirse en jugador o en pastor?

Toda la vida ser jugador. Ser pastor es un trabajo arduo y de dejar de hacer mi voluntad para hacer la voluntad de Dios. Todos los días tengo que trabajar con la gente y cada persona viene a mi buscando un consejo guiado por Dios con una situación diferente. Mientras que ser jugador lo disfrutaba, en mi situación considero que nací con ese don y me fue fácil desarrollarlo.

¿De qué se arrepiente del pasado?

Me arrepiento de no haber conocido a Cristo en mi corta edad, porque si lo hubiera conocido a mi corta edad, mi caminar hubiera sido diferente, mis decisiones hubieran sido diferentes y sobre todo hubiera sabido invertir aún mejor todavía el dinero y todo lo que Dios me entregó en su momento, pero también fue una puerta para hoy cambiar y transformar gente a través de mi testimonio.

¿En qué momento decide convertirse en pastor?

La verdad que nunca lo decidí ni lo elegí tampoco. Aprendí algo en este camino, que cuando uno elije algo cómo ser pastor, Dios no es la motivación. Dios llama a la gente que no quiere hacer algo para que lo haga, bíblicamente así es, entonces yo nunca elegí ser pastor, sencillamente Dios me llamó y cuando menos esperé ya estaba ejerciendo mi llamado.

¿ Cuál es el nombre de la Iglesia que dirige?

Ministerio Apostólico Avance Misionero.

¿Dónde funciona?

Funciona en Puerto Cortés, la casa central está en Tegucigalpa y tenemos iglesia también en La Ceiba, Sabá, Tocoa, Sonaguera Colón y en Estados Unidos.

¿Cómo se describe un día de Derick como futbolista y otro como pastor?

Como futbolista, entrenar, comer, descansar y volver a entrenar y de allí solo esperar el día del partido para divertirse porque el fútbol es una diversión, es profesional pero la verdad es una diversión, porque uno hace lo que a uno le gusta, lo que a uno le apasiona.

Como pastor no tengo horario, siempre estoy disponible. Hay mucha presión muchas veces, toca dejar muchas cosas, la familia, mi esposa, hija, para atender a las personas. Viajar ya no para un partido sino para edificar. Nos toca atender casos de emergencia de gente que se quiere suicidar o gente que quiere dejar su matrimonio, y levantarse muchas veces de la cama a las 12 de la noche, ir al ministerio y tener un tiempo de oración porque hay que orar por la ciudad, por las almas y por las naciones.

Es muy atareado pero al final es lo que Jesús nos mandó hacer, él vino a morir por las almas y por los propósitos y eso hacemos, morimos para que él viva.

¿Su esposa y familia lo apoyan?

Toda la vida. Realmente que el éxito del ser humano está en la familia. No podría ser pastor sino tuviera una esposa, no predico lo que hablo sino lo que vivo y mi familia es mi éxito.

Mi esposa es espectacular, es una mujer entregada, licenciada en mercadeo de profesión, una madre, pastora, el éxito está allí, mostramos lo que vivimos en casa, la iglesia es el reflejo de casa, sino no tuviera iglesia.

¿ Lo conoció como jugador?

No, la verdad que a ella no le gustaba el fútbol, podría decirle que es muy poca para el fútbol. Pero es una mujer que ama lo que hago, ama mi visión y sobre todo la visión de Dios y eso me impulsa cada día a ser mejor persona, esposo, hijo, mejor padre, mejor jugador y mejor pastor.

¿ Es líder de una fundación llamada Atletas del Reino, de qué se trata?

Esta fundación primero nació en el corazón de Dios y segundo nos motivó el ver tanto déficit en los deportistas tales como hogares desintegrados y sin conocer a Cristo. Entonces dije: ¡Voy a edificar una asociación de futbolistas en la que levantaremos jugadores cristianos a nivel nacional e internacional, para transformar vidas y familias, trabajar con ellos en sus familias y restaurar sus matrimonios. Hoy ya es una verdad la fundación y ya es conocida a nivel nacional e internacional.

También trabajamos en el área de academias con jóvenes de bajos recursos y de riesgo social en diferentes lugares del país. Donde no puede entrar una persona común pero si un jugador, allí aprovechamos la brecha para llevar una oportunidad y eso marca la diferencia.

Enviamos jóvenes con el potencial de jugadores a Europa, y próximamente a México. Hacemos una labor muy fuerte en nuestra nación con los potenciales jugadores de la edad de 7 a 23 años.

¿ Qué otros jugadores famosos hondureños forman parte de Atletas del Reino?

Reiniery Mayorquin, Marlon Licona, Omar Elvir, Johnny Barrios, Julio Barrios, Diego Reyes, Edwin Solano Solani, Randy Diamond, Júnior Sandoval y su servidor.

¿ Qué proyectos tiene Derick Hulse?

Hicimos una alianza con una academia ubicada en Europa. En los siguientes meses me voy a reunir en Edu Soccer con David Sierra, quien vino el año pasado para el Super Draft. Tuvimos la oportunidad de becar a cuatro jóvenes. A principio de Enero salieron unos para Europa.

Nuestros planes para los siguientes meses es ya poder levantar la academia en Puerto Cortés, tenemos una en La Pradera con Orlando Linares, trabajamos con jóvenes de riesgo social en el estadio La Pradera para poder formarlos con metodología europea y brindarles la oportunidad de viajar a Europa.

Tenemos una oportunidad abierta en México, con el profesor Gustavo Pérez de la academia 'Club Alpha', que es una academia que promueve jugadores para equipos como Querétaro, Puebla y El América.

En febrero viajan tres jóvenes a México becados por un año. Dos de ellos son de La Pradera y uno de Puerto Cortés.

Nuestra visión es poder canalizar estos jóvenes en tres aspectos: el psicosocial, el profesional académico no solo como jugador sino como profesional y la parte espiritual.

¿ También trabaja con brindar apoyo a personas de bajos recursos económicos?

Tenemos seis años trabajando con personas de bajos recursos. Beneficiando durante el transcurso de este tiempo a más de 2,000 familias. Les hemos dado ropa, comida, hacemos brigadas médicas, medicamentos de todo tipo y ahorita estamos trabajando para poder recaudar más de 200 útiles escolares y mochilas.

¿ Su madre fue sanada de cáncer mediante la fe?

Mi mamá tuvo cáncer. Hace aproximadamente año y medio el médico le dio el diagnóstico poco favorable. Y yo le dije a mi mami que no iba a morir porque hay un propósito en su vida y un legado que dejar todavía. Tiene 60 años y va a cumplir muchos años más de vida.

Dios me habló y me dijo no te preocupes que yo voy a hacer el milagro en ella y a los seis meses la sanó. Hoy va a la iglesia, ella no conocía a Cristo. Ahora ella recuperó su cabello y su peso.

Cuando le creemos a Dios todo cambia, dice la palabra que al que cree todo le es posible, entonces cuando creemos en la palabra y la vivimos, Dios hace milagros, señales y prodigios. El mismo Dios que sanó ayer, sana hoy y siempre.

¿Un consejo final, especialmente para los jugadores para que guíen su carrera por el camino del bien?

Que se den cuenta que sin Cristo no son nada, que la salida es Cristo, que la fama algún día va a pasar, que los aplausos un día se van apagar, que la gente que nos rodea un día se va a ir, pero Dios siempre va a permanecer.

Si ellos entienden que pueden ser mejores personas, mejores esposos y mejores jugadores con Cristo, van a marcar una diferencia e inspirar una generación de jóvenes que los aplauden y quieren ser como ellos.