28/06/2022
05:40 PM

Más noticias

Cuenta del Milenio: Honduras debe apuntalar lucha contra corrupción

El país deberá endurecer la lucha contra este flagelo desde el Ministerio Público, la Maccih y los demás operadores de justicia para resultar elegible.

Tegucigalpa, Honduras

El Gobierno de Honduras deberá apuntalar su lucha contra la corrupción para poder mejorar este indicador decisivo en la Cuenta de Desafío del Milenio (MCC) y así poder resultar nuevamente elegible en 2020 para un segundo compacto de ayuda económica de Estados Unidos.

Evaluaciones
Desde el gobierno de Porfirio Lobo Sosa el país no ha logrado superar el indicador de combate efectivo contra la corrupción.

En la última medición de la MCC correspondiente al ejercicio fiscal 2019, el país aprobó 11 de los 20 indicadores de este programa de cooperación, pero volvió a salir reprobada en el combate efectivo de la corrupción, que es uno de los tres indicadores claves para poder acceder a un nuevo paquete de cooperación de EEUU.

En la evaluación, Honduras salió bien punteado en política fiscal, control de la inflación, libertades civiles, políticas comerciales, economía de género, acceso a salud, a la educación primaria, protección de los recursos naturales, acceso a crédito e índices de inmunización. Sin embargo, reprobó en el control de la corrupción con un 31%, calidad de las regulaciones, efectividad del Gobierno, reglas legales, acceso a información, acceso a la tierra, emprendimientos tecnológicos, promedio de niñas en educación secundaria y en salud infantil, lo que la dejó inelegible para acceder a fondos de ayuda para el próximo año.

Honduras logró aprobar 11 indicadores, pero nuevamente no pudo superar el de control de la corrupción que es clave para mejorar ser elegible.

El país deberá esperar la siguiente evaluación que se hará en noviembre del próximo año para superar las calificaciones en los indicadores claves y quedar elegible para un nuevo compacto de ayuda.

Las claves del programa

1Entre 2005 y 2010, el Gobierno de Honduras a través de la Cuenta del Milenio-Honduras ejecutó un compacto por 205 millones de dólares orientados a aumentar la productividad agrícola y a reducir el costo de trasporte a través de varias inversiones en infraestructura vial.

2En agosto de 2013, MCC y el Gobierno de Honduras firmaron un Acuerdo de Programa Umbral para mejorar los indicadores donde salía reprobado.

Marco Bográn, director ejecutivo de Invest-Cuenta del Milenio Honduras, explicó a LA PRENSA que en términos generales la hoja de evaluación es positiva porque Honduras sigue aprobando 11 de los 20 indicadores, que es el primer requisito que debe cumplirse para alcanzar la elegibilidad del país para una próxima donación. En ese sentido, indicó que se aprobó en lo relacionado con el fortalecimiento de los derechos políticos y civiles, que junto con el índice de corrupción son los tres indicadores claves para ser elegibles a un nuevo compacto de ayuda.

Perjuicio
A raíz de no haber aprobado las últimas evaluaciones, se estima que el país ha perdido unos $750 millones de ayuda.

“Si vemos la tendencia en el mediano o largo plazo del indicador de control de corrupción en los últimos cinco y seis años, esta ha sido positiva, es decir, que se ha venido mejorando año con año y nos vamos acercando poco a poco a la media”, argumentó.

Bográn indicó que lo próximo es seguir apuntando a mejorar el desempeño de las instituciones y los controles en materia de transparencia y rendición de cuentas.

Por otro lado, es importante seguir apoyando y apuntalando el combate a la corrupción y la impunidad, que ya se ha venido haciendo a través de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) y el Ministerio Público, que ahora es un operador de justicia contundente y muy agresivo en el combate de este flagelo.

El ejecutivo manifestó su confianza que al final del programa Umbral, que culmina en agosto del próximo año, se haya logrado mejorar este y otros indicadores que permitan al país acceder a un nuevo paquete de ayuda económica de EEUU en el 2020 o 2021, antes de que finalice la administración del presidente Juan Orlando Hernández.

Rocío Tábora, ministra de Finanzas, recordó que el último compacto de ayuda proporcionada por EEUU fue en el penúltimo año del presidente Ricardo Maduro en 2004, e inició su implementación en septiembre de 2005, traspasando el Gobierno de Manuel Zelaya y finalizó con Porfirio Lobo.