13/04/2024
05:57 AM

Fiscalía revela los 4 capos que testificarán contra JOH, su primo y “El Tigre”

La fiscalía reveló los nombres y cómo se involucraron con cada uno de los tres acusados.

Tegucigalpa, Honduras.

La Fiscalía de Estados Unidos presentó un escrito ante la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York que contiene la declaración anticipada de cuatro testigos colaboradores en el proceso criminal que se le sigue al expresidente Juan Orlando Hernández, el exjefe de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla y el exoficial Mauricio Hernández Pineda.

“La Fiscalía ha resumido partes del testimonio anticipado de estos cuatro testigos colaboradores para proporcionar algunos ejemplos de las formas en que se superponen las pruebas contra los acusados”, señala el documento federal.

En el oficio los fiscales estadounidenses establecieron que los testigos depondrán sobre temas adicionales y que llamarán a otros testigos - hasta ahora desconocidos y presentarán pruebas adicionales en el juicio en conjunto para demostrar aún más sus roles superpuestos en la conspiración.

¿Quiénes son?

El primer testigo es identificado por los fiscales como CW-1, cuyo nombre es Mario Guillermo Mejía Vargas, un exoficial de la Policía Nacional, que se entregó voluntariamente a la justicia de Estados Unidos en 2016, y que se declaró culpable de los cargos, pero llegó a un arreglo para colaborar.

Mejía Vargas, de acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía de EUA, trabajó muy de cerca con el agente Mauricio Hernández Pineda, para proteger los envíos de cocaína de Juan Antonio “Tony” Hernández y el capo mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“El gobierno espera que CW-1 (Mejía Várgas) testifique sobre conversaciones que tuvo con Maurico Hernández Pineda en las que le ordenó que no cooperara con las fuerzas del orden estadounidenses contra Juan Orlando y Juan Antonio Hernández”, revela el escrito.

Según el documento, Hernández Pineda llevó a Mejía Vargas a la casa de “Tony” Hernández en Tegucigalpa, y mientras estaba allí observó en la habitación de huéspedes un armario lleno de fajos de 20 dólares, que fueron envueltos de la misma manera que los sobornos que había recibido anteriormente a cambio de brindar protección y seguridad a los cargamentos.

Posteriormente, Hernández Pineda le confirmó que todos los sobornos se pagaban en la casa de “Tony”. Luego de enterarse de que Mejía Vargas se había entregado a la justicia, Mauricio Hernández Pineda rastreó a su esposa en una iglesia de Tegucigalpa para tratar de disuadir el plan de colaborar con los agentes federales.

“Hernández Pineda también advirtió a Mejía no podía hablar de Juan Orlando y Tony Hernández porque la situación sería manejada a nivel presidencial y por lo tanto era demasiado sensible”, establecieron los fiscales.

Se acerca

El juicio con jurado está previsto para el 18 de septiembre.

El segundo testigo es Alexander “Chande” Ardón, identificado en el proceso como CW-2. “Chande” Ardón fue el alcalde de El Paraíso, Copán, entre 2006 y 2014, y está involucrado en una mega conspiración de tráfico de drogas.

Tras entregarse voluntariamente a Estados Unidos, comenzó a cooperar con los fiscales y a desenredar toda una maraña que salpica a políticos y exdiputados en el cobro de sobornos.

Los documentos indican que Ardón, en 2009, desembolsó una fuerte suma de dinero a tres diputados del Congreso Nacional para asegurar la elección de Juan Orlando Hernández como presidente de ese Poder del Estado.

“Después de CW-2 (Alexander Ardón) sobornara con éxito a los congresistas, Juan Orlando Hernández lo llamó para agradecerle. En la llamada, Juan Orlando manifestó que él estaba disponible para cualquier favor que pudiera necesitar, como una referencia a la protección de la cocaína de la Policía”, expresa el escrito.

Una vez que JOH fue electo como presidente del Congreso, nuevamente llamó a Alexander Ardón, esta vez para garantizarle el apoyo de la policía y militares en el resguardo de los cargamentos de cocaína.

“Con el respaldo de Juan Orlando, CW-2 (Chande Ardón) se volvió más audaz en su narcotráfico. Entre 2010 y 2012, Ardón y Tony Hernández distribuían dos o tres cargamentos al mes, utilizando helicópteros, barcos, aviones y camiones, para transportar la droga”, dice la Fiscalía. Muchos de esos envíos eran para ‘El Chapo’ Gúzman”.

En 2013, Ardón se reunió en privado con Juan Orlando. Durante la reunión, Juan Orlando le dijo que no debería buscar la reelección como alcalde porque no podría seguir protegiéndolo de las fuerzas del orden si seguía siendo funcionario.

“A cambio de una donación de un millón de dólares a la campaña, Juan Orlando campaña le aseguró a Ardón que si no buscaba la reelección, podía seguir disfrutando de la protección, además le ofreció contratos en de la alcaldía donde se desempeño”, indica el escrito.

Petición

La Fiscalía pidió al juez Kevin Castel que no se separen los juicios de JOH, El Tigre Bonilla y Mauricio Hernández.

El tercer testigo es Victor Hugo Díaz Morales, alias “El Rojo”, identificado como CW-3 y que fue extraditado desde Guatemala.

“La Fiscalía espera que CW­3 (“El Rojo”) declare sobre su narcotráfico y el papel de cada uno de los acusados, incluyendo lo siguiente: Díaz Morales testificará que Tony Hernández explicó que él y Juan Orlando tenían influencia sobre la Policía al más alto nivel para proteger el narcotráfico, que fue una referencia específicamente a la asistencia que tanto Bonilla Valladares como Hernández le brindaron a él y a Juan Orlando”, indica el escrito.

Asimismo, los fiscales esperan que “El Rojo” también declare sobre la protección que Hernández Pineda proveyó para las actividades de narcotráfico de Juan Orlando y Tony Hernández.

El cuarto testigo es CW­4, Devis Leonel Rivera Maradiaga, cabecilla del cartel de Los Cachiros.

“El gobierno espera que CW­4 (El Cachiro) testifique sobre sus interacciones corruptas con ambos Bonilla Valladares yJuan Orlando. En 2003, Devis Leonel se reunió con Bonilla Valladares para buscar ayuda para localizar y matar a un traficante rival”, dice.

“CW­4 pagó Bonilla Valladares aproximadamente $ 300,000 para llevar a cabo el asesinato, aunque CW­4 eventualmente tuvo a alguien más realmente llevar a cabo el asesinato”, agrega.

También se espera que Devis Rivera testifique sobre la participación de Juan Orlando Hernández.

“CW­4 (Devis Rivera) pagó sobornos a poderosos políticos y empresarios hondureños, incluidos Juan Orlando, a cambio de protección y asistencia para su narcotráfico y dinero actividades de lavado”, afirma la Fiscalía.

El documento de la Fiscalía fue entregado en las últimas horas, y en él se solicita a la Corte someter en un sólo juicio al expresidente Hernández, “El Tigre” Bonilla y al exoficial Hernández Pineda.

La determinación de separar los juicios la tomará en las últimas horas el juez federal Kevin Castel.