27/05/2024
08:12 PM

Crisis política ha influido en caída de la evaluación presidencial

  • 18 enero 2018 /

Consideró que Nasralla puede seguir liderando una candidatura para las próximas elecciones Mel Zelaya con la peor imagen.

    Tegucigalpa, Honduras.

    El publicista y estratega político Mario Rivera Callejas consideró que el desgaste que experimenta la imagen del presidente Juan Orlando Hernández obedece a la polarización que impera en la sociedad hondureña, pero es posible que en la medida que transcurra el tiempo y la situación política se normalice, la percepción irá mejorando.

    Rivera Callejas hizo un amplio análisis de la encuesta de opinión pública de la firma Cid Gallup publicada ayer por Diario LA PRENSA, en la que se refleja que la ciudadanía ve con poco optimismo el futuro del país, mientras que el 75% de los encuestados percibe que Honduras se conduce por la senda equivocada.

    El estudio de opinión pública también revela que las elecciones de noviembre afectaron negativamente la evaluación presidencial del presidente Juan Orlando Hernández, por lo que el excandidato de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, se posicionó como primera figura pública del país.

    Al respecto, Rivera Callejas consideró que la encuesta fue levantada justamente en la cresta de la crisis política y en medio de un escenario de inestabilidad social, por lo que es natural que se presenten estos resultados desfavorables para la gestión presidencial, no así en lo político, donde el Partido Nacional sigue siendo la principal fuerza política del país.

    Con relación en la imagen negativa con la que los encuestados califican al expresidente Manuel Zelaya, el publicista manifestó que eso es porque la gente relaciona al expresidente con el relajo, el desorden y la anarquía.

    Valoró que esa imagen negativa del expresidente y actual coordinador de Libre no se asocia ni afecta a Nasralla, puesto que este, al contratrio, se consolida como figura pública en el país, con amplias posibilidades de liderar en el futuro una nueva elección presidencial.

    Salvador Nasralla hábilmente se ha separado de las marchas y Mel es el que ha dado la cara en las tomas, socializando con los protestantes y en la gaseadas, entonces eso apasiona a su seguidores, pero aleja, como sucedió en 2009, a la gente de centro que le da temor ese tipo de acciones”, analizó.

    Con respecto al Partido Nacional, dijo que este instituto baja dos o tres puntos en esta última encuesta, pero sigue siendo la principal fuerza del país, contrario al Partido Liberal, que cae estrepitosamente en estas elecciones, y la Alianza se posiciona como fuerza de oposición.

    “El gran perdedor en esta encuesta es el Partido Liberal por la pésima conducción de Luis Zelaya, y hasta puede llegar a desaparecer si sigue así”, valoró.

    Dijo que los liberales ocupan una nueva figura ajena a la crisis, porque Luis Zelaya se parcializó y se convirtió en parte de la crisis.