07/12/2022
07:34 PM

Más noticias

Condenas en EEUU no libra de la justicia hondureña a extraditados

  • 01 marzo 2020 / 10:03 AM /

Ocho hondureños esperan sentencia, expolicía Carlos Valladares solicitó reducción de condena por colaborar con la Fiscalía

Tegucigalpa, Honduras.

Autoridades del Ministerio Público aún no definen si los hondureños que han sido extraditados a petición de cortes de Estados Unidos, al pagar sus delitos en ese país y ser deportados, se les librará requerimiento fiscal en Honduras.

Hasta la fecha el expolicía Jorge Alberto Cruz, deportado el 15 de julio de 2019, y Roberto de Jesús Soto García, deportado en noviembre de 2019, gozan de libertad en el país. Esto, para algunos parlamentarios obedece a dos cosas: o están en proceso de investigación o no tienen acusaciones en Honduras.

DATO
Acuerdos de cooperación facilitan la reducción de penas para los hondureños que enfrentan la justicia por tráfico de drogas en EUA.

“Tienen que venir a enfrentar la justicia por los delitos que cometieron. No se ocupa ley para eso, si ellos cometieron algún delito aquí y están presentados los requerimientos fiscales deben enfrentar la justicia, si están libres es porque no tienen acusaciones en Honduras”, dijo Tomás Zambrano, secretario del Congreso Nacional.

LEA: Arnaldo Urbina Soto, exalcalde de Yoro, es presentado en audiencia por pedido de extradición

LA PRENSA consultó al Ministerio Público si sobre los extraditados penden acusaciones en el país, pero no se obtuvo respuesta. Desde octubre de 2019, LA PRENSA informó que Digna Azucena Valle, del cartel Valle Valle, enfrenta proceso de deportación tras cumplir condena y denegársele la solicitud de asilo que presentó.

Foto: La Prensa

Procesos.

Son ocho hondureños los que están pendientes de sentencia en la Corte del Distrito Sur de Nueva York. En los casos de Ludwing Criss Zelaya Romero y Juan Manuel Ávila Meza, pese a que se declararon culpables, la Fiscalía solicitó una audiencia de fático para incluir nuevos testimonios que demuestren el nivel de violencia que ejecutaron ambos oficiales en la comisión de delitos relacionados con el narcotráfico. Esta audiencia es clave porque se quiere demostrar los asesinatos que se cometieron y hay expectativa porque en el testimonio que rendirán Mario Guillermo Mejía Vargas, Javier Eriberto y Devis Leonel Rivera Maradiaga, se espera confirmar cuál fue la participación de los dos acusados y si hay más uniformados involucrados en los ilícitos.

La defensa de Ávila Meza ha insistido ante el juez que su representado nunca fue un individuo violento, que participará en los ilícitos que la Fiscalía acredita en la acusación. La audiencia está prevista para el 24 de marzo y se programa para que en dos días los testigos rindan su testimonio.

Mientras que Fredy Renán Nájera tiene audiencia de sentencia para el mes de junio, tras un proceso que anuló su primera declaratoria de culpabilidad y que ahora con Joaquín Pérez, nuevo defensor, esperan que la sentencia que se dicte sea menor en vista que se desestimó su declaratoria de culpabilidad anterior.

Mario Guillermo Mejía Vargas y Alexander Ardón Soriano siguen cooperando en otros casos, por eso aún no se tiene fecha de sentencia, porque son cooperantes en los procesos de otros hondureños y extranjeros.

El expolicía Carlos Valladares alegó que su cooperación fue sustanciosa y que por lo tanto solicita una reducción en la pena, ante los acuerdos que estableció con la Fiscalía, pero que no se concretaron. Su caso está en espera.

Otros acusados.

En el caso de Mauricio Hernández Pineda, quien se entregó de manera voluntaria a la Agencia de Administración para el Control de Drogas (DEA) el mes pasado en Guatemala, se espera que en abril comparezca a una nueva audiencia, tras declararse inocente de los cargos que le formulan por conspirar para traficar drogas a Estados Unidos.

Conforme avance el proceso se definirá si decide cooperar o no con la Fiscalía. Mientras Bayron Ruiz, capturado en Guatemala y extraditado a Estados Unidos, el 7 de enero de 2020, retiró su declaración de inocencia y se declaró culpable de tres de los cargos que le formuló la Fiscalía por conspirar para traficar drogas. Además firmó un acuerdo de cooperación que le ayudará a reducir su condena. Aún no tiene fecha de audiencia de sentencia.

Durante los procesos que se les siguen a los hondureños en las cortes de Nueva York, Florida y Virginia, son varios los extraditados que se acogieron a los acuerdos de cooperación y por eso varios han declarado en los juicios contra los que antes fueron sus aliados o socios en el negocio de las drogas. Hay dos hondureños con solicitud de extradición del cartel de los Valle Valle, que aún no han sido capturados: Rafael Antonio Pineda Santos, también conocido como Tony Santos o Tony Pineda, y Mario Rojel Urbina Miranda.