Más noticias

Con sistema de alerta buscarán evitar violencia electoral, noticias falsas y discursos de odio

Red de veedores recopilará entre el 13 de noviembre y el 13 de diciembre del presente año, incidentes relacionados a la conflictividad política.

Tegucigalpa, Honduras.

En el marco de una iniciativa promovida por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Foro Nacional de Convergencia (Fonac) capacitó a 169 observadores electorales que a lo largo de un mes harán monitoreo a violencia electoral y de género, noticias falsas y discursos de odio.

Según reportes del Observatorio de la Violencia del Instituto Universitario en Democracia Paz y Seguridad (Iudpas) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), durante la presente campaña electoral se han registrado al menos 27 hechos violentos ligados a la actividad política proselitista.

Los capacitados son integrantes de la red nacional de veedores sociales del Fonac, quienes recopilarán en el período comprendido entre el 13 de noviembre y el 13 de diciembre del presente año, incidentes relacionados a conflictividad política y de violencia contra grupos colocados en situación de vulnerabilidad como la mujer, fake news y manifestaciones que inciten a la descalificación y atenten en contra de la dignidad humana.

El Fonac, junto con otras organizaciones de la sociedad civil como la Pastoral Social Cáritas de la Iglesia Católica de Honduras, Grupo Sociedad Civi, el Centro de Estudios de la Mujer en Honduras y el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, ejecutarán acciones de cooperación para la gestión y tratamiento de la información mediante el establecimiento de un sistema de alerta temprana y el establecimiento de nexos con actores relevantes para la respuesta a incidentes de violencia electoral y de género, tales como la Policía Nacional del Honduras, Fuerzas Armadas, el Ministerio Público y los gobiernos locales.

Del mismo modo, se llevarán a cabo actividades de comunicación y participación en talleres con actores nacionales y territoriales con el objetivo de socializar hallazgos, colectar lecciones aprendidas para futuros procesos electorales y asegurar la sostenibilidad del sistema.

Puede leer: Elecciones: CNE utilizará 5,735 centros educativos el día de los comicios

La formación estuvo a cargo de Gabriel Van Oppen Ardanaz, capacitador del PNUD, quien de forma virtual capacitó a los veedores sociales que harán labores de monitoreo de la violencia comicial en los 18 departamentos de Honduras.

El extranjero explicó los roles y actividades principales de los monitores y dijo que el trabajo será con relación directa a sus actividades cotidianas, puesto que lo único que se pide es que si en algún momento observan algún incidente de violencia electoral o de género puedan reportarlo a través de los mecanismos establecidos.

$!La red de veedores consolidará un informe pasadas las elecciones generales.

“Habrá siempre un proceso de verificación en la base de datos, si hay monitores en la zona donde se ha informado un incidente, se les llamaría para poder constatar y verificar si hubo o no el hecho”, agregó Van Oppen.

Asimismo, estuvieron presentes representantes del PNUD y los observadores de largo plazo de la Unión Europea (UE), Ana Ribeiro de Andrara y Timothée Maillard.

Omar Rivera, secretario ejecutivo del Fonac, manifestó que es necesario que “disminuyan la intensidad de los ataques y descalificación entre los dirigentes políticos, pues esto estimula a la base de prosélitos que los apoya a replicar esta crispación en los territorios”.

“Honduras reclama madurez política, no irresponsabilidad y desenfreno a la hora de llevar a cabo las campañas de frente a las elecciones generales del último domingo del mes de noviembre del presente año” expresó el dirigente civil.

Rivera Pacheco instó a la clase política nacional a “actuar con cordura y sensatez para efectuar una actividad electoral de altura y no dejar que las bajas pasiones y antagonismos marquen la mística de la actual campaña”.

“Ya suficiente con la polarización que ha marcado la última década, los hondureños debemos encarrilarnos hacia una nueva forma de hacer política, basada en el trabajo para estructurar las bases de seguidores y simpatizantes, la creatividad en la formulación de propuestas de solución a los ingentes problemas que afectan a las grandes mayorías y el respeto a la dignidad de los competidores, colegas y la población en general” señaló.

Omar Rivera finalizó clamando por “eliminar el discurso confrontativo y visceral de los dirigentes políticos en el país, ya que es la única forma de evitar que la violencia electoral reine en los próximos meses en Honduras”