Tegucigalpa, Honduras.

Luego de mantener una positividad por covid-19 inferior al 5% a inicios del 2022, las cosas han cambiado considerablemente tras el brote de casos desde junio.

Según los datos de la Unidad de Vigilancia de la Salud (UVS), hasta la última semana epidemiológica, la positividad por covid asciende hasta el 23.15% y se reporta una tasa de mortalidad de cinco por cada 100 mil habitantes.

En las muestras que dieron positivas mediante PCR y antígenos, las variantes del ómicron con mayor presencia fueron la BA.1.1, la BA.1.15 y la BA.1.18. Más de 530 pruebas han dado positivas en los últimos tres días a nivel nacional.

Puede leer: Trasladan de emergencia a una clínica a Rosa Elena de Lobo

El presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Carlos Umaña, aseguró que el pico del virus se está desplazando a las zonas rurales.

“En las dos ciudades más importantes del país ya van en descenso, pero va hacia el área rural, ya podemos ver bastante positividad en Lempira, Atlántida y Santa Bárbara, lo mismo que pasó a inicios de la pandemia está ocurriendo de nuevo”, destacó Umaña.

El galeno le hace un llamado de atención a las zonas rurales del territorio hondureño porque va en aumento una tasa de positividad más arriba del 50%.

También: Sectores del CAH creen que se politizó elección para la junta

Sin embargo, el médico internista Omar Videa estimó que dentro de dos semanas se estaría disminuyendo los casos de covid-19 a nivel nacional.