20/04/2024
01:38 AM

Sectores del CAH creen que se politizó elección para la junta

  • 19 agosto 2022 /

De las seis planillas postuladas ya habían renunciado dos, aduciendo injerencia del Poder Judicial y la politización del proceso para elegir a sus delegados en la junta nominadora.

Tegucigalpa, Honduras.

Intereses políticos estarían tras el proceso de elección de los dos representantes del Colegio de Abogados de Honduras (CAH) en la junta nominadora de magistrados a la Corte Suprema de Justicia.

El Colegio de Abogados es uno de los siete sectores que integran la junta que escogerá una nómina no menor de 45 candidatos para que, de estos, el Congreso Nacional elija en enero de 2023 a la próxima Corte Suprema de Justicia.

El viernes 12 de agosto, el CAH informaba que al final de la noche se inscribieron seis planillas con su propietario y su suplente, de ellos se elegiría a los dos representantes ante la junta.

Las planillas eran conformadas por los abogados María Magdalena Meléndez Moncada y José Ramón Coto García (fórmula 1), Gustavo Adolfo Fonseca y Estefanía Zamora (fórmula 2), y Leopoldo Enrique Romero Banegas y Sandra Patricia Amador (fórmula 3).Mientras que Teodora Aurora Flores Zavala y Juan José Vides Mejía (fórmula 4), Mario Roberto Urquía Fajardo y Reina Isabel Nájera (fórmula 5), y Ana Consuelo Cardona Herrera y Arnold Contreras Galdámez (fórmula 6) completaban las postulaciones.

Solo tres días transcurrieron desde la oficialización de sus candidaturas cuando el lunes 15 de agosto el abogado Gustavo Fonseca y su suplente Estefanía Zamora interpusieron su renuncia ante el CAH.

Fonseca adujo en ese momento que por un intento intervencionista del Poder Judicial en el proceso de elección del Colegio de Abogados deponía su aspiración para unirse a la planilla del abogado Marío Urquía y con ello hacerle frente a los contendores que, según él, están siendo impulsados desde la Corte.

Solo unas horas después. Para volver más complicada la votación, la fórmula de la togada Ana Cardona y su colega Arnold Contreras declinó ayer viernes, según Cardona, porque hay una evidente politización con relación al proceso al interno del CAH.

“Desde que se iniciaron las inscripciones en las planillas se ha observado una politización entre unos y otros candidatos, situación que contrario a fortalecer el proceso, lo debilita”, argumentó Cardona. La profesional del derecho reiteró que “este es un proceso politizado que me deja en desventaja como participante. Mi interés únicamente era colaborar a transparentar el proceso”.

Sobre lo aseverado por Cardona, el presidente del CAH, Rafael Canales, expresó: “Yo lamento las declaraciones de la abogada Cardona, ella dice que se ha partidizado el proceso, pero ella es de afiliación nacionalista. A lo mejor no tuvo el apoyo porque más bien ella lo hace partidario”. Canales señaló que “no me pareció correcto que ella alega ignorancia, que dice que es poco participativo, porque dice que (la votación) solo se llevó a cabo en Tegucigalpa”.

Según el dirigente gremial, la Ley Orgánica del Colegio de Abogados de Honduras estableció desde 1965 que las asambleas extraordinarias solo pueden realizarse en la sede central del CAH, en la capital de la república.

Profesionales del derecho vaticinaron ayer que el dubitativo escenario podría derivar en que al final puedan darse alianzas y solo dos planillas se disputen los dos cargos en la junta nominadora para representar a su gremio.

El presidente de la Unión de Notarios de Honduras (UNH), abogado Mario Boquín, manifestó que “en lo personal me preocupa porque si estas personas están renunciando a sus aspiraciones, me parece que hay algún problema de transparencia en este proceso”.