Tegucigalpa, Honduras

Al menos 13,136 casos de dengue se han reportado en lo que va del año, informó ayer Francis Contreras, viceministro de Salud.

Explicó que 1,056 de ellos son de dengue grave o hemorrágico.

Según el funcionario, en la presente semana se produjo una leve disminución de casos, pero las tendencias son similares a las semanas anteriores.

La semana anterior, la Secretaría de Salud reportó 1,300 casos nuevos de dengue y en la semana actual se contabilizaron 1,200, “tenemos una pequeña disminución; en realidad estamos estabilizados”.

Reveló que el Distrito Central sigue siendo el municipio con mayor caso de dengue en todo el país, seguido por San Pedro Sula, de los cuales no especificó cifras.

En el caso de las muertes por dengue hemorrágico aseguró que se mantiene la cifra en dos decesos: una niña en Choluteca y una joven en Cortés.

Recomendó a la población destruir los criaderos de zancudos para evitar nuevos casos, principalmente de niños y adultos mayores.

Honduras es uno de los tres países centroamericanos con mayor incidencia de dengue después de Guatemala, con más de nueve mil casos, y de El Salvador, con más de 15 mil.

Los síntomas del dengue comienzan después de un período de incubación que puede variar de cinco a ocho días tras la picadura del mosquito. Habitualmente causa fiebre alta que empieza repentinamente y es acompañada por dolor de cabeza intenso, alrededor de los ojos y detrás de los globos oculares, cansancio y dolor en músculos y articulaciones.