Honduras

Más noticias

Cancillería: 'Honduras no está regalando ni un centímetro de tierra”

Cancillería responde a la ONU: Las decisiones están con base a la Constitución y son
para generar desarrollo y bienestar económico y social en el país por la crisis económica.

TEGUCIGALPA

La Cancillería de Honduras respondió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) diciendo que el país es un Estado soberano y que las decisiones respecto a las Zonas de empleo y desarrollo económico (Zede) son con respeto a la Constitución de la República con el objetivo de garantizar el bienestar económico y social de la población.

Lo anterior fue en respuesta a la ONU, organismo que hizo un llamado al Estado a revisar la compatibilidad del marco constitucional y legal de las Zede con las obligaciones internacionales de respetar y garantizar el ejercicio de los derechos humanos, incluyendo el derecho a la consulta libre, previa e informada de los pueblos indígenas y afrodescendientes y el derecho al desarrollo equitativo y sostenible.

La Cancillería también respondió que el país es firme en la ejecución de sus compromisos internacionales asumidos con la ONU sobre derechos humanos.

También señalaron que como una alternativa para superar la crisis económica que afecta el país, provocada por la pandemia del covid-19 y el impacto de Eta y Iota, las Zede son una oportunidad para generar nuevas fuentes de empleo, atraer la inversión nacional y extranjera.

El comunicado finalizó pidiendo el apoyo internacional en las decisiones que se toman para propiciar el desarrollo de Honduras.

Interpretación

Tomás Zambrano, secretario del Congreso Nacional, señaló que las Zede no se convierten en un Estado dentro del Estado de Honduras, como han señalado algunos sectores.

“La interpretación aprobada es en el artículo 6 de la Ley de Impuesto Sobre Venta en el sentido que la tasa cero es la única tasa impositiva para determinar los tributos correspondientes en compras, adquisición de insumos, bienes y servicios que son utilizados en las Zede”, explicó Zambrano.

El secretario del Legislativo expresó que el espíritu de la interpretación y de la Zede es que se generen miles de empleos dignos y bien pagados para los hondureños sin importar la educación o clase social y que gocen de los mejores servicios de educación y salud.

“Estamos seguros que el hondureño ya no emigrará al extranjero arriesgando sus vidas. Dejamos claros que el 90% de los empleos en las Zede serán para hondureños”, dijo Zambrano.

El diputado nacionalista señaló que “el hondureño ya no emigrará al extranjero porque el 90% de los empleos en las Zede será para los hondureños”.Por otro lado, David Chávez, presidente del Partido Nacional, dijo que “el Estado no está regalando centímetros de tierras”.

“Acá no estamos vendiendo nuestras tierras, en primer lugar, son tierras de inversión privada, el Estado no le está regalando ningún centímetro de tierra a nadie”, afirmó.

Lo aprobado

Entre las normas aprobadas recientemente por el Congreso está que la tasa cero es la única tarifa impositiva que corresponde aplicar para determinar los tributos correspondientes en la compra o adquisición de insumos, bienes o servicios en el mercado nacional que son incorporados en la producción de bienes o servicios exportados por las Zede.

Las compras y adquisiciones en el mercado nacional de insumos, bienes y servicios hechas por empresas de construcción, agricultura, turismo, vivienda y manufactura que operen dentro de una Zede tienen el mismo tratamiento de tasa cero.

Las empresas en las Zede no gozarán del crédito fiscal o la devolución por el pago de impuestos en la compra de insumos o servicios incorporados o utilizados en la producción de los bienes exportados, por no pagar impuesto alguno.

Por tener una consideración de extraterritorialidad, para fines fiscales y aduaneros a las Zede se les considerará zonas francas.

Las normas anteriores consisten en el establecimiento de los procedimientos para la aplicación de beneficios arancelarios, fiscales y aduaneros en las compras locales o nacionales que se realice este régimen especial o por las empresas operen en el mismo.

Oposición

Muchos sectores dentro del país, tanto la empresa privada como algunas organizaciones de sociedad civil y expertos en materia constitucional, señalan que las zonas de empleo y desarrollo económico son inconstitucionales, ya que violentan el artículo 374 de la Constitución donde se establece que el territorio no puede ser objeto de reformas.