13/08/2022
10:06 PM

Más noticias

BCIE: 'Gobierno ha venido trabajando de forma armónica y transparente”

El banco ofrece la facilidad de administrar fondos externos para sumarse al esfuerzo de optimizar el uso de los recursos para la asistencia de los afectadas.

TEGUCIGALPA.

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) aseguró que trabaja junto con el Gobierno de Honduras de forma armónica y coordinada por la reconstrucción del país tras el paso devastador de las tormentas Eta y Iota.

Mediante un comunicado señalan que ante las noticias vertidas el 8 de diciembre de 2020 en algunos medios escritos y digitales de comunicación en Honduras, relacionado con la creación de una unidad para gestionar y manejar donaciones, deja establecido que “continuará trabajando de forma coordinada y transparente, con las autoridades del Gobierno de la república de Honduras y de todos los sectores que estén interesados en aportar a la reconstrucción y reactivación de la economía del país”.

Enfatizan que el BCIE, como una institución financiera multilateral de desarrollo y del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), trabaja en función de la promoción de la integración y el desarrollo económico y social de los países de la región incluida Honduras.

Compromisos
- Para la reconstrucción por los huracanes Eta e Iota, el BCIE continúa haciendo esfuerzos para la incorporación de todos los sectores y reactivar la economía de Honduras.
- El BCIE estará trabajando con el sector privado y específicamente con las organizaciones del Sistema Financiero Nacional en las labores de reconstrucción y reactivación económica.
“El BCIE realiza su trabajo en estrecha coordinación con las autoridades de los Gobiernos de sus países socios. En la república de Honduras el trabajo de esta institución se hace en armonía y coordinación con la Dirección de Honduras en el BCIE, y la Secretaría de Finanzas, que ostenta la Gobernatura de la república de Honduras en el banco.

Transparencia

En este sentido, el BCIE quiere dejar establecido que ve con buenos ojos y apoya los esfuerzos del Gobierno de Honduras y sus avances en transparencia, rendición de cuentas y mecanismos de participación ciudadana en la gestión de fondos en beneficio de los hondureños, tanto en lo relacionado con la crisis por el covid-19 como en emergencias por los recientes huracanes.

Queremos dejar claro que el Gobierno de la república de Honduras ha venido trabajando de forma armónica, coordinada y transparente con el Banco Centroamericano de Integración Económica desde hace 60 años, y a raíz de la pandemia del covid 19, bajo la Presidencia pro tempore del Sica y bajo el liderazgo del presidente Juan Orlando Hernández”.

Apoyo ante pandemia

Detallan que el Banco formuló el Programa de Emergencia de Apoyo y Preparación ante el covid-19 por $2,400 millones, el cual se está ejecutando de forma eficaz y transparentemente por las autoridades de los Gobiernos de los países del Sica, incluida Honduras.

Bajo estas iniciativas, Honduras ha recibido desembolsos de $652 millones en 2020, casi tres veces el monto desembolsado en 2019, por $278 millones, como resultado de la sólida confianza en el uso de estos recursos.

“Bajo el liderazgo del presidente Juan Orlando Hernández de la república de Honduras y del presidente de la república de Guatemala, Alejandro Giammattei, el BCIE ha iniciado una ardua labor para la gestión de recursos de la cooperación internacional para la reconstrucción de los daños causados por los huracanes Eta y Iota”.

Además, en la sede del BCIE en noviembre de este año, presentamos ante los presidentes de los países del Sica el Programa Centroamericano de Reconstrucción Resiliente por un monto de $2,500 millones”.

El BCIE propuso realizar un trabajo conjunto con el sector privado y el sector público para contribuir a la sostenibilidad fiscal del país, y dado el enorme esfuerzo requerido para su implementación pone a la disposición y para la consideración del Gobierno de Honduras la facilidad de administrar fondos externos para sumarse al esfuerzo de optimizar el uso de los recursos para la asistencia a las personas afectadas.