San Pedro Sula, Honduras.

El auge de urbanizaciones con circuito cerrado y dirigidas para clase media que se dio entre 2011 y 2014, y que había decaído en 2015, vuelve a tomar fuerza en la Capital Industrial.

Urbanismo Municipal confirma que inversionistas ofertarán más de dos mil casas para familias de clase media en 8 proyectos. El auge es motivado por la reducción en las tasas de interés, las inversiones en vialidad y la leve, pero significativa reducción en los índices de inseguridad.

Gaby Mahchi, director de Urbanismo Municipal, manifestó que hasta la fecha han ingresado unos ocho proyectos habitacionales ubicados en los cuadrantes sureste y noreste, que se encuentran en etapa de aprobación de usos de suelo y directrices.

“Son proyectos que van a estar terminados a finales de este año y en 2017”, dijo.

Pormenorizó que algunas de las urbanizaciones son Valle Verde (sector El Carmen), Lomas de Santa Fe (carretera a Jucutuma) y colonia España.

Los proyectos tendrán un promedio de 300 casas y en total superarán las dos mil.

Mahchi indicó que por pequeñas que sean estas edificaciones, las inversiones superan los 10 millones de lempiras en cada una. “Ellos (los urbanizadores) también desarrollan vías de acceso y sistemas de calidad”.

Aparte de los desarrollos para clase media, en la ciudad se erigen dos proyectos para clase alta y uno grande para clase baja, que es Ciudad Morazánica, en Jucutuma.

Considerando las solicitudes e interés de inversionistas nacionales y extranjeros de hacer proyectos de relevancia en la ciudad, las autoridades de Urbanismo señalan que este año será mucho mejor que 2015.

Intereses

William Hall, gerente de la constructora William y Molina, declaró que la tasa de interés ha tenido una disminución importante del 18% al 10 y 11% en el sistema financiero, lo que para él es el factor más importante para la reactivación del sector vivienda.

“Especialmente el sector vivienda para clase media, que es la que tiene un salario y que con esto pueden comprar una casa. El costo más importante de una casa es el financiero”, refirió.

El empresario de la construcción señala que el mayor incentivo para las personas que buscan dejar de arrendar para optar a una casa propia es que las cuotas se asemejen a los costos de alquiler.

Agregó que otro de los atractivos de las urbanizaciones que atrapa a los sampedranos es la seguridad que estas ofrecen con sus sistemas de circuito cerrado y guardias.

“Los urbanizadores están invirtiendo más en las áreas verdes en residenciales y en la inclusión, con rampas para personas con retos especiales”, detalló Hall.

Osmín Bautista, vicepresidente regional de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), dijo que la demanda de casas siempre ha existido y existirá por el alto déficit y el crecimiento poblacional. “Lo que queremos en esta ciudad es que se mueva la economía a través de la inversión”. Bautista explicó que es urgente simplificar los trámites de permisos para la construcción.