06/07/2022
12:36 AM

Más noticias

AUDIO: “Pidió rentar dos motos por 30 minutos...”, dice empleado de empresa que miró por última vez a Angie

Angie Peña abordó una moto acuática el pasado 1 de enero, ingresó al mar y poco tiempo después desapareció.

Roatán, Honduras.

Este miércoles se dio a conocer el audio de un empleado de la empresa rentadora de motos acuáticas que atendió a la turista Angie Samantha Peña (22) previo a ser reportada como desaparecida en la isla de Roatán el pasado 1 de enero.

“Angie me preguntó por el precio, rentó dos motos por 30 minutos, le dijimos que tenía que montarse en una porque en ese momento nos habíamos quedado sin guías debido a que fue un día movido”, comenzó diciendo el joven al medio local Roatán Hable Claro.

“Aunque les pedimos que nos permitieran estar atrás, dijeron que querían estar solas (ella y su hermana), luego les indicamos dónde íbamos a estar. Después me bajé, y de pronto...cuando miro hacia el mar no la observo por ningún lado, fue entonces cuando los dueños salieron en lancha a buscarla”, relató.

Al ser consultado sobre el chaleco encontrado en las aguas de Belice, respondió que “ella (Angie) sí llevaba el chaleco, lo tenía puesto y la llave estaba enganchada”.

Ante las declaraciones vertidas por el empleado turístico, Wálter Peña, padre de Angie, catalogó la acción como “una irresponsabilidad”, al tiempo que aseguró que no puede confirmar que dicho chaleco hallado en Belice pertenezca al usado por Angie, debido a que están a la espera del peritaje científico por parte de las autoridades correspondientes.

“Esperemos con prudencia, no quiero entrar en dimes y diretes, son los expertos los que tienen que determinar si hallaron algo real, hasta que exista un dictamen científico daré mi opinión”, especificó.

También previó que el chaleco encontrado en el vecino país pueda tratarse de alguien más que lo haya utilizado, “es un chaleco comercial que otra persona puso usar”, precisó.

Relacionada: “No tenemos dinero”: Padre de Angie Peña responde a madre de Enoc

Sobre la información que circuló hace unos días cuando se denunciaba la supuesta desaparición del guía turístico que miró a Angie por última vez, Wálter Peña externó que “nunca dije que había huido, solo que esta persona el día del careo (interrogatorio-reunión) no se presentó, no tuve la oportunidad de contactarlo”.

“Lo que él dice sobre cómo desapareció mi hija sí coincide con lo dicho por su hermana, pero no sé porque realmente la dejó sola y no cumplió con su trabajo”, agregó.

Wálter Peña informó más temprano sobre una búsqueda que se hizo en los manglares de la isla de Roatán a través de cuatro embarcaciones privadas. “Mi esposa se fue en la expedición, pero las demás personas que fueron no son expertas en este tipo de búsquedas, es por ello que pedimos el apoyo de Copeco”, apuntó.

Peña pidió a la población de Honduras seguir poniendo a su hija en cadenas de oración, pues asegura, “está viva”, al tiempo que argumenta que si ella hubiera sufrido un accidente en el mar, como lo supone la Policía, ya hubiese salido a flote su cuerpo o la moto acuática.

Cristian Nolasco, portavoz de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), informó en horas tempranas que continuaban en proceso de análisis el chaleco salvavidas y cordón encontrados en las aguas de Belice.

“Se están haciendo los trabajos de revisión en los laboratorios de evidencia en San Pedro Sula, ya la tardanza de los resultados dependerá de la dinámica y prioridad que le de el Ministerio Público, nuestro trabajó finalizó con remitir la evidencia”, señaló Nolasco.

Adicionó que como investigadores seguían trabajando en la toma de declaraciones de los actores involucrados en este caso con el fin de resolverlo a la brevedad posible. “Vamos por buen camino, las pericias nos arrojarán resultados importantes, seguimos trabajando”, subrayó el vocero policial.

Esta búsqueda, sin precedentes en el país, ha sido infructuosa a más de una semana de su desaparecimiento. Los trabajos de localización se han centralizado en las aguas, realizando patrullajes a través de embarcaciones de distinto calado, así como sobrevuelos mediante helicópteros y aeronaves de la Fuerza Aérea Hondureña en Roatán Utila, Guanaja, La Ceiba y Puerto Cortés.

A la búsqueda también se unieron varios buzos, quienes se sumergieron a lo más profundo con el fin de ubicar rastros de la joven turista. Asimismo, ingresó al océano un submarino privado que descendió hasta 1,000 pies, pero no se halló nada.

Autoridades de Belice y Guatemala se sumaron a la búsqueda. La Dirección Policial de Investigaciones (DPI) emitió hace unos días una notificación amarilla a través de la Interpol (consignada en 195 países) para dar con su paradero.

La familia Peña Melgares ofreció 250,000 lempiras como recompensa para quien dé información fidedigna de su ubicación, ya que al no ser localizada por ningún lado del mar suponen podría tratarse de un rapto, lo que le daría un nuevo giro al curso de las investigaciones.

Según las autoridades hondureñas, Peña salió el sábado 1 de enero por la tarde con una hermana y un guía desde West Bay. Poco tiempo después las hermanas decidieron que el guía les dejara solas y, según las investigaciones, Angie Samantha regresó a dejarlo al punto de partida, y después, con malas condiciones del tiempo, no se volvió a saber nada.