18/05/2022
08:57 AM

Más noticias

Activan cuatro embarcaciones privadas hacia los manglares; sigue análisis de chaleco salvavidas

El chaleco salvavidas y el cordón encontrados en Belice podrían confirmar la hipótesis que ha sostenido la Policía sobre lo que pudo ocurrido con Angie Peña: un accidente.

Roatán, Honduras.

A 12 días del desaparecimiento continúa el desarrollo de la búsqueda de la turista Angie Samantha Peña (22), en esta ocasión, en los manglares y alrededores, siempre en la isla de Roatán.

Wálter Peña, padre de Angie, dijo a este rotativo que hoy miércoles salieron desde la mañana cuatro embarcaciones privadas hacia el circuito de los manglares con el objetivo central de encontrar rastros que conduzcan al paradero de la joven.

“Este día se hará un solo recorrido en los manglares para tratar de identificar dónde está mi hija, ya que lastimosamente la Policía sigue apática de aplicar una búsqueda exhaustiva en tierra”, lamentó Peña.

Por su lado, Cristian Nolasco, portavoz de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) informó que continúan en proceso de análisis el chaleco salvavidas y cordón encontrados en las aguas de Belice.

“Se están haciendo los trabajos de revisión en los laboratorios de evidencia en San Pedro Sula, ya la tardanza de los resultados dependerá de la dinámica y prioridad que le de el Ministerio Público, nuestro trabajó finalizó con remitir la evidencia”, señaló Nolasco.

Prosiguió diciendo que como investigadores siguen trabajando en la toma de declaraciones de los actores involucrados en este caso, con el fin de resolverlo a la brevedad posible. “Vamos por buen camino, las pericias nos arrojarán resultados importantes, seguimos trabajando”, subrayó el vocero policial.

Un completo misterio envuelve el caso de la joven desaparecida Angie Peña en la zona insular del país.

Extraoficialmente se conoció esta mañana que el guía turístico que acompañó a Angie Peña el día cuando desapareció, confirmó a la Policía que el chaleco encontrado sí pertenece a la empresa prestadora del servicio de motos acuáticas en Roatán; sin embargo, las autoridades policiales rehusaron a afirmar la versión.

Esta búsqueda, sin precedentes en el país, ha sido infructuosa a más de una semana de su desaparecimiento. Los trabajos de localización se han centralizado en las aguas, realizando patrullajes a través de embarcaciones de distinto calado, así como sobrevuelos mediante helicópteros y aeronaves de la Fuerza Aérea Hondureña en Roatán Utila, Guanaja, La Ceiba y Puerto Cortés.

A la búsqueda también se unieron varios buzos, quienes se sumergieron a lo más profundo con el fin de ubicar rastros de la joven turista. Asimismo, ingresó al océano un submarino privado que descendió hasta 1,000 pies, pero no se halló nada.

Autoridades de Belice y Guatemala se sumaron a la búsqueda. La Dirección Policial de Investigaciones (DPI) emitió hace unos días una notificación amarilla a través de la Interpol (consignada en 195 países) para dar con su paradero.

La familia Peña Melgares ofreció 250,000 lempiras como recompensa para quien dé información fidedigna de su ubicación, ya que al no ser localizada por ningún lado del mar suponen podría tratarse de un rapto, lo que le daría un nuevo giro al curso de las investigaciones.

Según las autoridades hondureñas, Peña salió el sábado 1 de enero por la tarde con una hermana y un guía desde West Bay. Poco tiempo después las hermanas decidieron que el guía les dejara solas y, según las investigaciones, Angie Samantha regresó a dejarlo al punto de partida, y después, con malas condiciones del tiempo, no se volvió a saber nada.