San Pedro Sula, Honduras.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó el desembolso de 34 millones de lempiras para la reconstrucción de la Emergencia Pediátrica del hospital Mario Rivas.

Esta área es una de las más llenas del sanatorio. Fue pensada para la hospitalización de 18 menores, pero se ha aumentado hasta casi 50.

Ledy Brizzio, directora del hospital, expresó que la obra comienza el 2 de enero.

“El 15 de diciembre debemos reubicar a los pacientes que están en la Emergencia para que se comience con el trabajo de medición del área, instalar el campo de operación y todo lo que se necesita para la demolición y reconstrucción del área”. La nueva Emergencia Pediátrica tendrá un promedio de 1,000 metros cuadrados, que es el doble de lo que se tiene actualmente.

Las autoridades hacen un llamado a los ciudadanos a buscar atención médica primaria en los centros de salud de su comunidad porque en un período de ocho meses los cupos de hospitalización serán limitados.