04/10/2022
03:24 PM

Más noticias

Apagones de energía son inminentes desde abril en Honduras

La falta de inversiones y de contratación de energía han debilitado el sistema eléctrico hondureño, por lo que las interrupciones se extenderán en el verano

San Pedro Sula, Honduras.

Los apagones de energía son prácticamente inminentes para las próximas semanas debido a la falta de inversiones y de contratación de energía en el ya debilitado sistema eléctrico hondureño.

Conforme a una gráfica del déficit de potencia esperado para 2022, que elaboró el Operador del Sistema (ODS), los racionamientos de energía ocurrirán entre abril y agosto próximo.

Los meses corresponden a las épocas más calurosas del año, cuando el consumo de energía es mayor y la generación hídrica menor. Según adelantaron autoridades del ODS a medios de la capital, los cortes de energía están previstos entre las 6:00 pm y 9:00 pm, horas en las que no se cuenta con producción solar.

En ese mismo escenario, Olancho y Cortés serán los más afectados; el primero debido a que la hidroeléctrica Patuca III perderá capacidad y hay debilidad en el sistema de transmisión. En la zona norte hay problemas de transporte de energía de El Progreso a San Pedro Sula.

Pese a que la demanda de energía se incrementa cada año, conforme al crecimiento poblacional, desde 2006 no hay nuevas subestaciones, nuevos transformadores o nuevas líneas para fortalecer la red, según cálculos de la carrera de Ingeniería Eléctrica en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

Por esta razón ocurren interrupciones constantes del servicio de energía en diferentes regiones del país. En la colonia Santa Mónica, de San Pedro Sula, los vecinos pasaron prácticamente sin luz durante el fin de semana pasado a causa de tres cortes de energía de varias horas, de los cuales solo uno estaba programado.

“Los cobros exagerados y seguimos en las mismas, ¿hasta cuándo? Ya no debería existir esto en pleno siglo 21”, lamentó Xenia Solís, vecina del noroeste de la Capital Industrial.

Los racionamientos, sumado a otras fallas del sector eléctrico, se podrían haberse evitado, dice un informe de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), en el que reveló que en 2021 la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) perdió L33,300 millones.

6 CLAVES DEL SECTOR ELÉCTRICO

1. En 1994, Honduras reportaba apagones de horas y prácticamente a diario, esto, entre otras causas, a un agotamiento del embalse de El Cajón, lo que llevó a tomar medidas a nivel jurídico.

2. Como medida surge la Ley Marco del Subsector Eléctrico que contenía provisiones para establecer un mercado energético competitivo y acceso abierto a redes de transmisión y distribución.

3. En mayo de 2014 entró en vigor la Ley General de la Industria Eléctrica (LGIE), la que a casi ocho años no ha sido aplicada en su totalidad y eso significa un atraso para el sector eléctrico.

4. La Enee no dispone de la capacidad financiera para invertir en los problemas de distribución y transmisión. Sin embargo, la LGIE establece un modelo de mercado eléctrico competitivo.

5. El modelo sugerido en la LGIE ha sido implementado y funciona en Guatemala, El Salvador, Panamá y otros países de Sudamérica y el mundo, según han reiterado varios sectores.

6. Para cumplir con el mandato de la LGIE es imperativa la escisión de la Enee lo más pronto posible para lograr un mercado eléctrico dinámico y competitivo, indicó el Cohep.

“Hay que reconocer que el sistema eléctrico hondureño tiene los peores indicadores de la región con el nivel de pérdidas más alto de la región, déficits en el suministro que nos generan cortes de servicio, y un nivel de electrificación del 80%, el más bajo de Centroamérica, lo que se traduce en 1.8 millones de hondureños sin acceso a electricidad”, dijo Kevin Rodríguez Castillo, especialista en energía.

También la gerencia de Política Económica del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) recién publicó un análisis sobre las consecuencias económicas de alivios a la energía para clientes que consumen menos de 150 kWh (kilovatioshora) al mes, el cual, entre otros aspectos, relaciona el impacto que esta medida tendrá en el consumo de energía.

“Subsidios con techos tan altos llevan a los países a incrementar su demanda de energía perjudicando el medio ambiente y en el caso específico de Honduras profundizando el déficit energético traduciéndose en racionamientos más continuos o prolongados”, explica el análisis.

Acciones

Al tratarse de una situación cíclica, diferentes comercios en todo el país ofrecen productos para proteger a la gente “de apagones y bajones de electricidad inesperados”, como baterías y protectores de voltaje, generadores a base de gasolina, ventiladores recargables y hasta espacios y oficinas compartidas.

“Hemos tocado fondo con la Enee. Podemos aducir mil problemas y no resolvemos nada con señalarlo. La única salida es implementar al 100% la operación del Mercado Eléctrico Nacional (MEN). No es sano que con un servicio tan básico como es el de energía eléctrica aún estemos cautivos en una sola empresa, la Enee, esto nos resta competencia y efectividad”, refirió Samuel Rodríguez, ingeniero electricista y agente productor de energía renovable.

Por petición de la presidenta Xiomara Castro, tanto la Secretaría de Energía (SEN) como autoridades de la Enee están trabajando en un plan para rescatar a la estatal eléctrica.

“En el equipo multidisciplinario que estamos trabajando en la Enee contamos con tres ingenieros eléctricos con doctorado y otros eléctricos de primera, tres especialistas en la parte administrativa y todo un equipo legal. Vamos a proponer un plan completo de rescate”, aseguró el titular de la SEN, Erick Tejada, quien aseguró que le presentó a la mandataria un plan programático de 15 pasos.

ADEMÁS

La presidenta Castro dijo que la Enee pierde a diario 24 millones de lempiras, pero la ASJ aseguró que son más de 91 millones de lempiras.

La mayor parte de egresos se deben a pérdidas de energía, servicio de deuda, pago a la EEH, mora, pérdidas por falta de líneas de transmisión.

Con las pérdidas anuales que reportó la Enee, el Gobierno pudo haber construido unas 185,470 viviendas solidarias, según cálculos de la ASJ.

El funcionario dijo en un tuit que días atrás hizo una visita técnica a las centrales de generación hidroeléctrica El Cajón, Cañaveral y Río Lindo, y comprobó “ el estado de abandono y deplorables condiciones de mantenimiento. Se sostienen gracias a heroicos técnicos”.

En reacción, el presidente ejecutivo del Banco Interamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, aseguró que la institución financiera “está dispuesta a apoyar al rescate” de la Enee.

Las pérdidas de la Enee se dividen en pagos de servicio de deuda que equivale a L2,550 millones, el pago a EEH por L3,037 millones, la mora por L14,323 millones y otros segmentos de menor cantidad.

Ante ello, sectores recomiendan optimizar y fortalecer la Enee a través de la escisión y la implementación de la Ley General de la Industria Eléctrica (LGIE).