San Pedro Sula, Honduras.

Para evitar que se formen cuellos de botella en los puentes sobre los ríos Bermejo y Piedras, en el bulevar del norte, las autoridades municipales anunciaron ayer la ampliación de estas obras a tres carriles cada uno.

El tramo desde la 105 Brigada al puente del río Bermejo cuesta 19 millones de lempiras y no consideraba estas ampliaciones de los puentes. Los trabajos se están realizando por la constructora William y Molina.

Hay maquinaria trabajando a ambos lados del bulevar y conos color naranja advirtiendo a los conductores que deben manejar con precaución porque los trabajos se están haciendo en el día y el congestionamiento es grande en hora pico.

El jefe de Construcción de Vías, Marlon Díaz, dijo que el proyecto consiste en construir dos trochas adicionales en el tramo mencionado, por lo que pasaría a ampliarse de cuatro a seis carriles. Son unos cuatro kilómetros de trochas nuevas.

“El objetivo es que haya tres carriles de ida y tres de venida en ese bulevar. Por lo que se hizo demolición de bordillos, aceras, excavaciones, para luego dar paso a las fundiciones de las losas de concreto hidráulico”, explicó.

Foto: La Prensa

El alcalde Armando Calidonio supervisó ayer los trabajos del bulevar de norte.
Ayer el alcalde Armando Calidonio supervisó varias obras, entre ellas estos trabajos y anunció que en los próximos días se licitará la ampliación de los dos puentes y que sean de tres carriles cada uno. “Esos puentes son para que los carros transiten libremente y no se formen cuellos de botella, de nada sirve ampliar los bulevares si los puentes quedan igual”, dijo.

Esas obras terminarán a finales de este año o a principios del otro y el bulevar quedará prácticamente transformado porque el consorcio Siglo 21 trabaja desde el puente Bermejo hasta el peaje. Los diseños están listos.

“Todo lo que se está haciendo en la ciudad es estrategia de inversión y por ello se está trabajando por circuitos”, dijo.

Otras obras ya ejecutadas o en proceso de desarrollo son el paso a desnivel a la altura del segundo anillo y las interconexiones con Los Álamos, Los Castaños, Fesitranh y Santa Mónica.