19/05/2024
12:00 AM

Aeropuertos Villeda Morales y Golosón, habilitados pese a poca visibilidad

Solo el aeropuerto Juan Manuel Gálvez, de Roatán, permanece inoperativo, informó Aeronáutica Civil.

SAN PEDRO SULA

Los aeropuertos internacionales Ramón Villeda Morales, de San Pedro Sula, y El Golosón, de La Ceiba, ya están operando con normalidad, luego de que este jueves amanecieron cerrados por la poca visibilidad en ambas ciudades.

Los aeropuertos fueron cerrados debido a una capa densa de humo que afecta a gran parte del país. Las autoridades han declarado el estado de alerta.

Solo la pista del Juan Manuel Gálvez, de Roatán, en la región insular de Honduras, permanece cerrado, informó la Agencia Hondureña de Aeronáutica Civil (AHAC).

Triple crisis golpea a Cortés: apagones, ola de calor y humo

De acuerdo a las disposiciones internacionales, no permiten que un avión aterrice o despegue cuando la visibilidad es menor a tres kilómetros, según la AHAC.

Alerta roja en seis departamentos

La Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales de Honduras decidió el miércoles mantener activas por tiempo indefinido la alerta roja o de emergencia) en seis departamentos, la amarilla o de vigilancia en otros diez, y la verde o de prevención en los restantes dos, por los altos niveles de contaminación del aire.

Las alertas se mantienen debido a “altos niveles de contaminación atmosférica, mala calidad del aire que provoca la densa capa de humo con altas temperaturas, así como los incendios forestales y la ausencia de lluvias”, indicó la institución en un comunicado.

Contaminación del aire y ola de calor causan estragos en Honduras

Señaló que la contaminación ambiental continúa con una densa capa de humo, proliferación de puntos de calor y falta de lluvias y la continuidad en la quema o preparación de las parcelas para la agricultura en Mesoamérica, algunos incendios forestales, la contaminación de combustión de vehículos y emisión de gases de la industria.

Las autoridades del departamento de Atlántida, en el Caribe hondureño, bajo alerta roja, decidieron suspender las clases presenciales programadas para este jueves y el viernes debido a los altos niveles de toxicidad del aire, mientras los empleados públicos de Tegucigalpa, la capital, continúan trabajando desde casa.

Médicos y expertos han pedido a la población disminuir la exposición directa al aire, tanto como sea posible, así como evitar la práctica de ejercicio al aire libre debido a que la capa densa de humo que cubre la ciudad es dañina.