07/08/2022
01:08 PM

Más noticias

Adela Ramírez soñaba con reencontrarse con su madre y hermanas en Estados Unidos

La prima de Adela relató que el pasado lunes hablaron por teléfono y le dijo que desalojara sus cosas de la casa porque ya estaba cerca de lograr su “sueño americano”.

Cuyamel, Honduras.

Adela Betulia Ramírez es una de los catorce hondureños identificados hasta ahora que fallecieron asfixiados en el contenedor de una rastra en San Antonio, Texas en busca de llegar a Estados Unidos.

Según sus familiares en Cuyamel, Omoa, Adela emprendió este viaje en busca de reencontrarse con su madre y hermanas en Estados Unidos.

Puede leer: Elevan a 14 los hondureños muertos en un tráiler en Estados Unidos

“Su padre había muerto y como sus hermanas y su mamá se habían ido para allá, ella también se fue”, dijo en HCH, Claudia Vallecillo, prima de Adela.

De acuerdo a Claudia, Adela Ramírez vivía en la colonia 26 de febrero en Cuyamel, junto a su madre y hermanas pero estas también migraron hacia Estados Unidos, quedando sola en el hogar lo que la motivó también a emprender el viaje.

La prima de Adela relató que el pasado lunes hablaron por teléfono y le dijo que desalojara sus cosas de la casa porque ya estaba cerca de lograr su “sueño americano”.

También: Defensa de Juan Orlando Hernández aún no conoce las pruebas

La cifra aumenta

El número de migrantes fallecidos tras estar expuestos a altas temperaturas dentro de un camión descubierto en San Antonio (Texas) aumentó a 53.

Las autoridades hallaron el vehículo abandonado tras recibir la alerta de que se escuchaban gritos de auxilio en su interior, y arrestaron a tres personas que formarían parte de una red de traficantes que transporta migrantes de México y Centroamérica hacia Estados Unidos.

Por su parte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) pidieron hoy justicia para los más de 50 migrantes mexicanos y centroamericanos que fallecieron en condiciones inhumanas.