Al menos una decena de muertos y 20 heridos en colisión de trenes en Francia

<p>Al menos diez personas murieron y otras 20 resultaron heridas hoy en la colisión frontal de un tren de mercancías francés y otro de pasajeros luxemburgués en la localidad de Zoufftgen, en el noreste de Francia, informaron los bomberos.</p>

/

Al menos diez personas murieron y otras 20 resultaron heridas hoy en la colisión frontal de un tren de mercancías francés y otro de pasajeros luxemburgués en la localidad de Zoufftgen, en el noreste de Francia, informaron los bomberos.

Según la compañía francesa de ferrocarriles (SNCF), habrían muerto "al menos diez pasajeros", así como los dos conductores y una persona que trabajaba en las vías.

Si este balance se confirma, el número total de muertos ascendería finalmente a 13, explicó el director ejecutivo de la SNCF, Guillaume Pepy, en una rueda de prensa de emergencia celebrada en París.

El choque se produjo cerca de la ciudad fronteriza con Luxemburgo en circunstancias que todavía no han sido aclaradas, según un portavoz de la SNCF.

El tren de pasajeros regional realizaba el trayecto entre Luxemburgo y la ciudad francesa de Nancy y el vehículo de transporte de mercancías iba en dirección a Luxemburgo.

"El accidente tuvo lugar en una parte de la vía en la que había obras. Debido a ello, sólo estaba abierta una vía y el tráfico de trenes debía alternarse. Por razones desconocidas, los dos trenes chocaron frontalmente entre sí", declaró un portavoz de la SNCF.

Según Bertrand Mertz, vicepresidente de esta región francesa del noreste del país, se trataría de un "error en el sistema de agujas" en Luxemburgo.

"Es una visión apocalíptica", describió este responsable a la televisión local.

Numerosos heridos fueron ya evacuados por helicóptero y los servicios de rescate siguen trabajando en el lugar del siniestro.

/home/laprensa/imagenes/fotos/2006/interiores/28693.jpg

El choque se produjo cerca de la ciudad fronteriza con Luxemburgo en circunstancias que todavía no han sido aclaradas

El ministro de Transportes, Dominique Perben, se desplazó urgentemente al punto en que se produjo la colisión y el primer ministro, Dominique de Villepin, que había despegado poco antes en dirección a Guadalupe y Martinica para una visita oficial, dio media vuelta para hacer acto de presencia también el lugar del accidente.

El último accidente de trenes de una gravedad semejante tuvo lugar en Francia el 6 de noviembre del 2002, cuando 12 pasajeros de un tren nocturno que iba de París a Viena murieron asfixiados o carbonizados al incendiarse el coche-cama en el que viajaban, cerca de la estación de Nancy (noreste).

El 27 de junio de 1988, 56 personas murieron en un choque frontal de dos trenes regionales en la llamada estación de Lyon, en la capital francesa.

La Prensa