07/08/2022
04:14 PM

Más noticias

20,000 incomunicados por lluvias en el litoral atlántico de Honduras

Copeco decretó alerta roja en Atlántida y amarilla en Colón por lluvias. Hay varias zonas incomunicadas debido a los debordamiento de los ríos.

San Pedro Sula, Honduras.

Las autoridades hondureñas de contigencias declararon alerta roja en Atlántida y amarilla en Colón por desbordamientos de ríos que han dejado 20 mil incomunicados por lluvias.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) informó en un comunicado que las precipitaciones pluviales de las últimas horas han provocado el desbordamiento de ríos, impidiendo el tránsito hacia varios municipios del litoral hondureño.

En el municipio de La Ceiba se reporta inhabilitado el paso a la cuenca del río Cangrejal, a la altura de la comunidad de río Viejo; también están incomunicados los poblados de Nueva Armenia, El Edén, La Ocho, El Zapote y El Way por desbordamiento del río Papaloteca, afectando a unas tres mil personas.

En Colón se mantiene la alerta amarilla por la interrupción del paso en el municipio de Santa Fe, perjudicando a unos ocho mil habitantes de la región. Asimismo se encuentra cerrado el paso al municipio de Balfate debido a la crecida de los ríos Coco, Esteban, Lucinda y Bambú, afectando a alrededor de nueve mil personas.

En Sonaguera se desbordaron los ríos Ponciano y Marinero, en Isletas (campos bananeros). Hasta el momento no se reportan personas evacuadas en dichos lugares; la mayoría de los ríos y quebradas presentan un caudal alto.

Desde las 2:00 pm de hoy también se encuentran en alerta verde los departamentos de Gracias a Dios, Yoro, norte de Olancho, Cortés e Islas de la Bahía.

El frente frío número dos continuará dejando lluvias en esas regiones durante las próximas horas, lo cual tiende a agravar la saturación del suelo y podría originar deslaves y mayores inundaciones.

Encuentran desaparecidos en Tela

Dos pescadores que fueron reportados como desaparecidos tras faenar en una laguna frente al Caribe de Honduras, país afectado por un temporal frío, fueron encontrados anoche informaron las autoridades.

Los pescadores, desaparecidos desde el lunes, faenaban de manera artesanal en la laguna de Los Micos, que se localiza a pocos kilómetros al oeste de la ciudad portuaria de Tela, indicó la Copeco.

El Cuerpo de Bomberos encontró los dos hombres en medio del temporal, que sigue azotando con mayor fuerza la región caribeña con fuertes vientos, lluvia y descenso de la temperatura, según el organismo de protección civil.

El frente frío es el segundo de la temporada que se registra en Honduras desde a finales de diciembre pasado, con descenso de la temperatura hasta los nueve grados centígrados en algunas partes altas.

El mal tiempo ha causado en las últimas horas la caída de árboles, rótulos, postes de tendidos eléctricos y telefónicos, y daños en techos de viviendas, con mayor incidencia en el departamento de Atlántida.

'Las capitanías de puerto deben mantener restringida la navegación para embarcaciones de pequeño y mediano calado', señaló la Copeco, que además advirtió que el fenómeno seguirá acompañado de ráfagas de viento con velocidades de entre 20 y 30 kilómetros por hora sobre el litoral del Caribe.

En regiones con altitud superior a los 1.000 metros sobre el nivel del mar los vientos alcanzarán de 30 a 40 kilómetros por hora, lo mismo que en las planicies de la zona sur, que colinda con El Salvador y Nicaragua.

La Ceiba

En La Ceiba, el antiguo muelle fiscal fue una de las estructuras que más daños sufrió por las grandes olas. Sus vigas de madera fueron arrastradas hasta la playa cerca del paseo de Los Ceibeños.

“En algunos sectores el mar entró a sus casas debido a la cercanía con la playa. Ya hemos dotado de equipos a las instituciones para responder en esta emergencia”, explicó Mejía. Los vuelos en el aeropuerto Golosón fueron supendidos desde horas tempranas.

“Unas 25 operaciones aéreas han sido suspendidas debido al mal tiempo, esperamos que la situación mejore en las próximas horas para que todo vuelva a la normalidad”, indicó Hernán Ávila, gerente de este aeropuerto.

En la colonia Los Cedros, una casa de madera resultó dañada luego que le cayera encima un árbol que fue derribado por los fuertes vientos. Una joven que se encontraba durmiendo en la misma salió ilesa.

En el municipio de La Masica, Atlántida, también la caída de árboles en la carretera provocó accidentes de tránsito y afectó al menos unas tres viviendas. En el municipio de Balfate, Colón, las crecidas del río Coco mantienen incomunicados varios sectores. No hay personas evacuadas por el mal tiempo.

Inundado el centro de Tela

El paso del frente frío en Tela comenzó la noche del lunes con fuertes ráfagas de viento de más de 50 kilómetros por hora, inquietando el sueño de los pobladores.

Ayer por la mañana se comenzó con ventiscas, acompañadas de vientos continuos y a medida avanzaba el día se volvió lloviznas, que después del mediodía y hasta el atardecer se convirtieron en fuertes lluvias.

Las calles por diversas partes se encontraban inundadas, sobre todo en barrios bajos y en la zona céntrica de la ciudad; en este último caso fue debido a la obstrucción de los canales de desagüe o los drenajes de aguas lluvias.
De momento no se reportan daños personales ni materiales, salvo pequeñas consecuencias que las lluvias han dejado y el malestar de no circular con libertad.

Se han reportado algunos rótulos afectados, aguas estancadas y en la parte final del muelle un fracción pequeña del mismo destruida por el fuerte oleaje. Las olas han alcanzado una altura entre 8 a 10 pies con una marea muy fuerte y embravecida.

Del vecino municipio de Arizona se ha reportado la crecida del río Leán y siguen un constante monitoreo del mismo. Miembros de la Cruz Roja y Bomberos están en alerta permanente.

Daños en El Progreso

El frente frío que azota la costa norte también afectó a los municipios de El Progreso y El Negrito en el departamento de Yoro. Desde horas de la mañana, elementos del Cuerpo de Bomberos atendieron varios llamados de emergencia de familias cuyas viviendas fueron anegadas de agua por el desbordamiento de quebradas, uno de esos sectores fue la colonia Alameda, en el sur de El Progreso.

El teniente de bomberos Julio Martínez informó que fue necesario evacuar a los miembros de dos viviendas de 15 aproximadamente que resultaron afectadas por el temporal.

En ese mismo lugar se cayeron tres postes del tendido eléctrico que dejaron hasta horas del mediodía sin ese servicio a varias colonias. Cuadrillas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica solucionaron el problema. Similar situación se vivió en la carretera que de El Progreso comunica a Santa Rita, varias quebradas aumentaron su caudal y saltaron el pavimento, lo que trastorno el paso de vehículos livianos. Lo mismo ocurrió entre Santa Rita y El Negrito, Yoro.

Mientras eso se da en esos municipios, las autoridades del presidio de la Perla del Ulúa hacían hasta lo imposible para evitar que las fuertes corrientes de agua que bajaban de la parte alta de la ciudad se introdujeran al recinto. “Hemos utilizado achicadoras para sacar parte de esta y evitar lo peor”, decía Nelson Ponce, director de ese local.
En Guaymas, al norte de El Progreso, el río Guaymón también se salió de su cauce y anegó carreteras y algunos cultivos.

Ayer en la tarde continuaba lloviendo en el sector, por lo que las autoridades del Comité de Emergencia Municipal (Codem) y de socorro se mantenían pendientes de la situación.