El "Tigre" Bonilla es solicitado en extradición por Estados Unidos

Juan Carlos Bonilla Valladares, exjefe de la Policía Nacional, es pedido en extradición por delitos relacionados al tráfico de drogas.

El exdirector de la Policía, Juan Carlos el “Tigre” Bonilla.
El exdirector de la Policía, Juan Carlos el “Tigre” Bonilla. /

Tegucigalpa, Honduras

El exjefe de la Policía Nacional de Honduras Juan Carlos "Tigre" Bonilla Valladares fue solicitado en extradición por la justicia de Estados Unidos.

El "Tigre" Bonilla es pedido en extradición por delitos relacionados al tráfico de drogas.

La solicitud fue recibida por el Poder Judicial para que designara a un juez natural que conozca el caso.

Juan Carlos "Tigre" Bonilla que fue jefe de la Policía entre 2012 y 2013, es acusado por la Fiscalía de Nueva York de tres cargos relacionados con el narcotráfico.

El Poder Judicial informó este jueves que el “pleno de magistrados de la CSJ en punto único de agenda y mediante mecanismo electrónico designó al juez natural para que conozca en primera instancia la solicitud enviada recientemente por EE UU”.

Después que esté el juez, la Policía Nacional ejecutará la orden de captura para poner a las órdenes de la justicia a Bonilla Valladares. Sin embargo, el "Tigre" Bonilla se encuentra en el país, según reportes de Inteligencia del Estado.

En abril de 2020, el fiscal del distrito de Manhattan, Geoffrey Berman, explicó en un comunicado que el "Tigre" Bonilla jugó un “papel clave en una conspiración internacional de tráfico de drogas”.

Según las autoridades norteamericanas, el "Tigre" Bonilla abusó de su cargo para violar la Ley y “supervisó el envío de múltiples toneladas de cocaína hacia Estados Unidos, usó ametralladoras y otras armas para conseguirlo, y participó en violencia extrema, incluyendo el asesinato de un traficante rival, para impulsar la conspiración”.

Testimonio de la agente de la DEA, Wendy Woolcock

La agente especial a cargo de la DEA, Wendy Woolcock, expresó que “Juan Carlos Bonilla-Valladares supuestamente usó su posición de alto rango para influir en aquellos que trabajan para él y proteger violentamente a los narcotraficantes políticamente conectados que contrabandearían cocaína con destino a los Estados Unidos".

Agrega que "como se alega, esta fue una violación flagrante y horrible del juramento de Bonilla-Valladares para proteger a los ciudadanos de Honduras.

La presentación de estos cargos es otra acción positiva tomada por los Estados Unidos para llevar a los funcionarios corruptos ante la justicia ".

La Prensa