Tony Hernández es sentenciado a cadena perpetua más 30 años por narcotráfico

Juan Antonio "Tony" Hernández fue llevado a las 12:00 del mediodía, vestido con un traje azul de prisión, a escuchar su sentencia.

Juan Antonio Hernández fue hallado culpable de narcotráfico 'a gran escala' en Nueva York en octubre de 2019. /

Nueva York, Estados Unidos

El exdiputado hondureño Juan Antonio "Tony" Hernández fue sentenciado este martes a cadena perpetua más 30 años de prisión por un juez federal de Nueva York, Estados Unidos.

El juez Kevin Castel también ordenó la confiscación de bienes por un valor de 138.5 millones de dólares.

El hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue declarado culpable en octubre de 2019 de conspirar para el tráfico de toneladas de cocaína, posesión de armas y de dispositivos destructivos, y dar falso testimonio.

"Juan Antonio Hernández, esta Corte lo condena a prisión de por vida en el cargo 1 y 3 y 30 años más", explicó Castel.

Tony Hernández, de 42 años, fue llevado a las 12:00 del mediodía, vestido con un traje azul de prisión, a escuchar su sentencia en el primer piso del edificio del tribunal federal del sur de Manhattan.

El juez Kevin Castel explicó durante la audiencia que Tony Hernández podrá apelar a la sentencia emitida después que el abogado de Tony dijera que su representado no estaba listo para la sentencia.

El hondureño dijo cuando se le concedió la palabra que se sorprendió al escuchar en las noticias que "este día es mi sentencia".

"Me sentí traicionado por este país (Estados Unidos), la violación de mis derechos de la Sexta Enmienda. Le escribí para solicitar otro cambio de abogado. Me siento engañado", dijo Tony al dirigirse a Castel.

"Hoy es la primera vez que hablo con mis abogados sobre los asuntos del material de Brady. Mi carta era para preguntar, ¿qué hizo probabilidades tenía el abogado Brill con la atención de mi caso?", indicó.

La Fiscalía había pedido al juez Kevin Castel, quien preside el caso, que condenara a Tony Hernández a cadena perpetua por "narcotráfico apoyado por el Estado", así como a la restitución de 138 millones de dólares de "dinero teñido de sangre" obtenido a través de su organización criminal para el tráfico de estupefacientes y al pago de una multa de otros 10 millones de dólares.

Por su parte, la defensa de Tony Hernández también solicitó que se le impusiera la sentencia menor posible, 40 años de cárcel.

Tony Hernández fue diputado en el Congreso hondureño entre 2014 y 2018 y fue detenido el 23 de noviembre de 2018 en el aeropuerto de Miami, Florida.

Los fiscales lo acusan de operar durante 15 años una red de transporte de "al menos 185,000 kilogramos de cocaína" y corromper en el camino las instituciones hondureñas.

"El acusado llevó a cabo un impresionante nivel de distribución de drogas, comandó miembros de la Policía y las Fuerzas Armadas fuertemente armados", recoge la petición del fiscal entregada al togado hace dos semanas, que también lo acusa de venta de armas a narcos, sobornos y operación de laboratorios de drogas en Colombia y Honduras.

El juicio arrancó el 2 de octubre de 2019 en el Tribunal Federal del Sur de Nueva York y el 18 de octubre de 2019, fue declarado culpable de todos los cargos por los miembros del jurado que, durante el proceso, escucharon los testimonios de varios narcotraficantes como Victor Hugo Díaz Morales, alias "El Rojo", y Alexander Ardón, alcalde del municipio de El Paraíso, Copán.

Los testigos aseguraron haber pagado sobornos a Tony y Juan Orlando Hernández, y uno de ellos, de un millón de dólares, habría sido entregado en 2013 por el líder del cartel de Sinaloa, el mexicano Joaquín "el Chapo" Guzmán.

La Prensa