Anuncian construcción de 2,500 casas para reubicar familias de La Reina

La aldea La Reina, en Santa Bárbara, fue destrozada por un derrumbe durante el paso de la tormenta Iota.

Ya se identificó el terreno donde se construirán las viviendas.
Ya se identificó el terreno donde se construirán las viviendas.

Macuelizo, Santa Bárbara.

Ayer miércoles se dio a conocer la pronta construcción de 2,500 viviendas para que las familias de la aldea de La Reina, en el municipio de Protección, Santa Bárbara, sean reubicadas luego de que la tormenta Iota destrozó la comunidad.

“Hemos estado trabajando y se identificó un predio que lo tenía la OABI (Oficina Administradora de Bienes Incautados). Ya se contrató una empresa, se ha hecho un diseño y pronto vendrán a hacer la socialización con todos los diferentes afectados”, informó el presidente hondureño Juan Orlando Hernández durante una visita a un proyecto de riego de la zona.

Detalló que habrá dos tipos de vivienda: una que será donada para los afectados y otra parte del proyecto que puede ser financiada para que quienes tienen empleo puedan optar a tener casa.

Relacionada: Con sotana y botas de hule clama por aldea La Reina

“Hay que escoger a la gente que fue más afectada y los que están en lugares de riesgo para reubicarlos”, indicó al referirse a las casas que serán donadas por el Gobierno.

En tanto, recordó la nueva tasa preferencial de 5% para la vivienda social, que está dirigida a favorecer a las familias cuyos ingresos son hasta de cuatro salarios mínimos, opción a la que también se podrá optar en este complejo habitacional.

Además: Desolación en La Reina, la aldea de Santa Bárbara que fue destruida por Iota

Según lo anunciado por el gobernante, las casas serán construidas en tres etapas. “Para mayo esperamos tener las primeras 500, para septiembre otras 1,000 y para diciembre otras 1,000”.

El pasado 24 de noviembre, unas 300 personas quedaron sin hogar tras ocurrir un derrumbe en el cerro La Correa, en la comunidad de La Reina, en el municipio de Protección, Santa Bárbara, occidente de Honduras. Ninguna persona falleció en el percance, ya que en los días previos sus pobladores habían salido de sus casas y estaban refugiados en albergues.



La Prensa