EUA retira las visas a Marco Bográn y Gabriel Rubí por “coronacompras”

Un oficial de la embajada de EUA dijo a LA PRENSA que no es política comentar la cancelación de las visas.

Gabriel Rubí, extitular de Copeco, y Marco Bográn, exdirector de Invest-H.
Gabriel Rubí, extitular de Copeco, y Marco Bográn, exdirector de Invest-H. /

Tegucigalpa, Honduras.

Marco Bográn, exdirector de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), y Gabriel Rubí, extitular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), no podrán viajar a Estados Unidos en virtud de que el Gobierno de ese país les retiró el visado para ingresar a su territorio por estar bajo investigación por supuestos actos de corrupción durante la emergencia sanitaria del covid-19, según trascendió ayer en círculos oficiales.

Es política del Gobierno estadounidense el retiro de la visa a funcionarios o exfuncionarios de países de la región que están siendo investigados por actos de corrupción como una forma de colaborar con sus aliados en la lucha contra este flagelo.

LEA: Juan Orlando Hernández propone a ONU crear plan para recuperación tras Covid-19

Diario LA PRENSA solicitó a la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa la confirmación de esta versión noticiosa, pero la legación diplomática no negó ni confirmó la información, fiel a su política de no ofrecer mayores detalles relacionados con la cancelación de visados por los motivos antes mencionados.

“Por atribución a la embajada de los Estados Unidos en Honduras: los registros de visas son confidenciales, por lo que no podemos comentar casos individuales de visa”, se limitó a comentar un oficial de la embajada norteamericana a la consulta de este diario.

Investigados

Bográn y Rubí son investigados por la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (Fetccop) por la compra irregular y sobrevalorada de miles de mascarillas, respiradores mecánicos y hospitales móviles adquiridos en el marco de la emergencia sanitaria en cientos de millones de lempiras. Bográn es investigado por los delitos de abuso de autoridad, fraude y malversación de caudales públicos por la compra irregular de siete hospitales móviles al ciudadano guatemalteco-estadounidense Axel López por un valor de 47.4 millones de dólares, equivalentes a 1,174 millones de lempiras.

También el MP lo investiga por la compra sobrevalorada de miles de mascarillas N95, KN95 y desechables, así como la adquisición fallida de cientos de respiradores mecánicos.

Mientras tanto, Rubí enfrenta similares cargos por la millonaria compra de aparatos electrodomésticos para los triajes, mascarillas, respiradores mecánicos y el hospital móvil de Villanueva.

Tras salir a luz pública tales hechos irregulares, ambos funcionarios renunciaron a sus cargos en meses anteriores.

La Prensa