Pocos pasajeros en la reactivación de vuelos y transporte terrestre en Honduras

Este lunes Honduras reabrió los cuatro aeropuertos para vuelos nacionales.

/

Tegucigalpa.

Honduras reabrió este lunes sus cuatro aeropuertos internacionales para vuelos internos y cuatro rutas de autobuses interurbanos, en momentos en que los casos de Covid-19 siguen en aumento, informaron las autoridades.

El gobierno abrió los aeropuertos Toncontín de Tegucigalpa, Villeda Morales de San Pedro Sula (norte) y los caribeños Golosón del puerto de La Ceiba y Juan Manuel Gálvez de la isla Roatán, tras cinco meses de cierre a causa de la pandemia.

"Se reanudarán los vuelos locales o nacionales el 10 de agosto y los internacionales el 17 de agosto", en el marco de la reactivación económica, anunció el gobierno en un comunicado.



Añadió que los pasajeros y las aerolíneas deberán aplicar medidas de bioseguridad para evitar los contagios.

También anunció un plan piloto de reapertura de cuatro rutas de transporte terrestre interurbanas, incluyendo la de Tegucigalpa a la norteña San Pedro Sula, la segunda ciudad del país, también con rigurosas medidas de bioseguridad.

A pesar de la reapertura del transporte interurbano, la empresa Rey Express pérdidas debido a la baja afluencia de pasajeros que viajaron esta mañana de Tegucigalpa a San Pedro Sula; dos buses salieron de la capital hacia el norte con a penas seis pasajeros cada uno.

La empresa espera que las autoridades hondureñas modifiquen las restricciones de circulación de personas, pues esto limita a los pasajeros que deseen viajar de una ciudad a otra y que no puedan salir cualquier día.

Adicionalmente, 40 taxis fueron autorizados para circular en la capital y otros 40 en San Pedro Sula.

Al ampliar el toque de queda hasta el 29 de agosto, el gobierno anunció que se mantiene la autorización a la población para circular conforme al último dígito del carné de identidad o de residencia.

Honduras registró en el último recuento del domingo 47.454 casos y 1.495 fallecidos por covid-19. De 1.324 pruebas, 588 resultaron positivas.

La Prensa