Defensa de Rosa Elena Bonilla de Lobo interpone recurso de “habeas corpus”

La prisión preventiva venció y los abogados aseguran que la detención de la ex primera dama es ilegal.

La ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo fue acusada por ocho delitos de fraude y uno de apropiación indebida.
La ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo fue acusada por ocho delitos de fraude y uno de apropiación indebida.

TEGUCIGALPA.

Hace 96 días se venció la prisión preventiva para la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo, por lo que sus abogados solicitaron un recurso de habeas corpus a la Corte Suprema de Justicia.

El defensor Juan Carlos Berganza afirmó que el Ministerio Público jamás pidió una prórroga sobre esa prisión y que es excepcional si hay dispersión de la prueba, y eso no es un alegato en este caso, pues ya se emitió un juicio.

“Estamos planteando esto porque el juez de ejecución debe revisar la prisión preventiva y se han olvidado de ello, por eso interpusimos el recurso para que se cumpla la ley. Siento que el caso se ve más político porque no hay una explicación lógica. Tengo fe en el Poder Judicial, para que actúe conforme a derecho”, dijo Berganza.

Tras la solicitud del habeas corpus o exhibición personal, en resolución, la Sala de lo Constitucional nombró un juez ejecutor para verificar la medida de prisión preventiva de la ex primera dama, puesto que sus defensores alegan que es una detención arbitraria e ilegal, lo cual podría ponerla en libertad en los próximos días. La prisión preventiva venció el 28 de febrero de 2020.

La medida

Los defensores de Bonilla afirman que no se cumplen los términos que establece la ley en vista de que se anuló la condena de 58 años que emitió el Tribunal en Materia de Corrupción en septiembre del 2019. A Bonilla se le acusó por ocho delitos de fraude y uno de apropiación indebida, por ello mandó a celebrar nuevo juicio, cuando se presentó el recurso de casación.

“La duración de la prisión es de dos años y no puede pasar de allí; si no sale, se cae en una detención arbitraria”, afirmó Berganza.

27
meses en prisión tiene la ex primera dama, por lo que se busca que la Sala de lo Penal haga una revisión en su caso.

El juez ejecutor deberá librar los oficios correspondientes a las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) para que la pongan en inmediata libertad una vez se verifique la condición de Rosa de Lobo.

Porfirio Lobo Sosa, esposo de la imputada, dijo que espera se resuelva pronto el habeas corpus que se presentó a favor de Rosa porque “su detención es ilegal”. “Doña Rosa cumplió el 28 de febrero dos años de estar guardando prisión preventiva, ella está arbitrariamente detenida y debe salir lo más pronto posible de prisión”, sostuvo.

Por lo tanto, esperan que al analizar el recurso se le ponga en libertad.

El Código Procesal Penal establece que la prisión preventiva es un año cuando es un delito mayor y dos años si son delitos graves.

La Prensa