Grupo de policías hondureños es aislado por contacto con paciente de COVID-19

Ninguno de los 35 policías ha dado positivo a la primera prueba del coronavirus SARS-CoV-2 realizada por las autoridades de la Secretaría de Salud.

Policías y militares han realizado sendos operativos en el territorio nacional desde el inicio de la emergencia nacional.
Policías y militares han realizado sendos operativos en el territorio nacional desde el inicio de la emergencia nacional.

Tegucigalpa, Honduras.

Un total de 35 agentes de la Policía Nacional de Honduras han sido sometidos a aislamiento obligatorio luego de haber estado en contacto con un enfermo de COVID-19, informó este lunes la institución de seguridad.

La Policía hondureña indicó en un comunicado que 35 policías de la jefatura del departamento de Yoro, en el norte del país, "tuvieron contacto" con una persona que contrajo la enfermedad, por lo que el director general de la institución, José Aguilar, ordenó su aislamiento obligatorio.

"Una de las personas encargadas de preparar la alimentación a los miembros de la carrera policial (en Yoro) resulto ser uno de los casos positivos confirmados por la Secretaría de Salud", señala el reporte policial.

LEA: Honduras: 142 nuevos contagios; suma se eleva a 1,972 casos

Aseguró además que ninguno de los 35 policías ha dado positivo a la primera prueba del coronavirus SARS-CoV-2 realizada por las autoridades de la Secretaría de Salud.

El organismo de seguridad precisó que todos se encuentran con buena salud y sin síntomas relacionados al COVID-19, enfermedad que en Honduras deja 108 fallecidos y cerca de 2.000 casos positivos.

Durante el periodo de aislamiento, los agentes policiales serán "sometidos de manera permanente a evaluaciones médicas realizadas por la regional de salud, para determinar si existe algún caso positivo por contagio", añadió.


PERSONAL SANITARIO INFECTADO

Al menos nueve empleados sanitarios, entre ellos dos médicos y una enfermera, se han contagiado por el coronavirus en el Hospital Escuela de Tegucigalpa, dijo a periodistas el subdirector del nosocomio, Franklin Gómez.

Según el especialista, el número de personal sanitario contagiado se debe a su exposición con pacientes afectados por la enfermedad.

"Se están haciendo pruebas para determinar si alguien más contrajo la COVID-19", enfatizó Gómez, quien dijo el hospital tiene pocas mascarillas N95 para proteger a los profesionales de la Salud que están al frente de la lucha contra el coronavirus.


PRUEBAS RÁPIDAS

Una brigada médica de Honduras continúa hoy realizando pruebas rápidas del COVID-19 en al menos una docena de barrios y colonias de la capital para detectar posibles contagios, dijo el jefe de la Región Metropolitana del Distrito Central, Harry Bock.

“No es que estamos comenzando, es fortalecer lo que ya tenemos, tampoco es que vamos a andar de casa en casa, simplemente vamos a andar en la vivienda del caso positivo reportado y se le hace una entrevista a los contactos directos e indirectos y también se hace un cerco epidemiológico de 400 metros alrededor de la vivienda”, explicó.

Señaló de que, de los 319 casos reportados en el departamento de Francisco Morazán, 289 se registran en al menos 120 barrios de Tegucigalpa.

Honduras está en la fase cuatro (de transmisión comunitaria), en la que, según especialistas, se presume que todas las personas de hecho pueden ser portadoras asintomáticas.

La Prensa