Honduras registra 7 nuevos casos de COVID-19, 312 en total

Del total de pacientes diagnosticados con coronavirus, 76 permanece hospitalizados.

Tegucigalpa, Honduras.

Este martes 7 de abril en Honduras se registraron 7 nuevos casos de coronavirus COVID-19, aumentando a 312 la cifra de contagiados en el país.

En Honduras se se han confirmado 22 decesos por coronavirus y 6 personas recuperadas, mientras que los casos de pacientes activos con la enfermedad COVID-19 son 284.

Del total de pacientes diagnosticados con coronavirus, 76 permanece hospitalizados; 59 están en condición estable, 12 en condición grave y 5 se encuentran en unidad de cuidados intensivos.

Los casos positivos registrados este martes

• Paciente 306: Mujer de 38 años, residente en La Ceiba, Atlántida.

• Paciente 307: Niño de 10 años, residente en La Ceiba, Atlántida.

• Paciente 308: Mujer de 18 años, residente en La Ceiba, Atlántida.

• Paciente 309: Mujer de 52 años, residente en La Ceiba, Atlántida.

• Paciente 310: Hombre de 70 años, residente en La Ceiba, Atlántida.

• Paciente 311: Hombre de 35 años, residente en El Progreso, Yoro.

• Paciente 312: Hombre de 29 años, residente en el Distrito Central, Francisco Morazán.

Sin mascarillas no salen

Desde este martes el uso de mascarilla se volvió obligatorioen todo el país como medida de seguridad para frenar el contagio del mortal coronavirus. Autoridades de Honduras piden a la población que continúe con las otras medidas de bioseguridad como ser el lavado con agua y jabón o el uso de gel desinfectante en caso de no estar en casa.

El miércoles el país vivirá una nueva jornada dedicada para el abastecimiento de alimentos y medicamentos, por lo que los bancos, farmacias y supermercados estarán abiertos a nivel nacional, exceptuando San Pedro Sula, los demás municipios de Cortés, y la ciudad de El Progreso, Yoro.

La circulación de personas será conforme al último dígito de su cédula de identidad, pasaporte o carné de residencia, el cual puede ser 4, 5 y 6. Los demás ciudadanos tendrán que quedarse en casa.

La Prensa