Dos empleados de funerarias dan positivo por COVID-19 en San Pedro Sula

El presidente de la Asociación de Funerarias de Honduras, Edwin Lanza, solicita a las autoridades de manera urgente equipo de bioseguridad para los empleados de este rubro.

El presidente de la Asociación de Funerarias de Honduras solicitó a los hospitales extender rápidamente el acta real del fallecimiento de los muertos por COVID-19.
El presidente de la Asociación de Funerarias de Honduras solicitó a los hospitales extender rápidamente el acta real del fallecimiento de los muertos por COVID-19. /

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente de la Asociación de Funerarias de Honduras, Edwin Lanza, dijo este viernes que dos empleados de este rubro dieron positivo por COVID-19 en San Pedro Sula.

Lanza explicó en HRN que los empleados se contagiaron con el virus cuando llegaron a un hospital privado de esta ciudad, a recoger el cuerpo de una persona que había fallecido supuestamente por un derrame cerebral.

Estos relataron que les informaron sobre el diagnóstico del fallecido hasta después que haberlo colocado en el ataúd.

Además lea: El coronavirus alcanza fuerza en cuatro sectores de San Pedro Sula

En vista del riesgo que corren estos empleados, Lanza solicitó al Gobierno proporcionar la indumentaria necesaria para protegerlos del virus. Concluyó, pidiendo a los hospitales que extender de manera rápida el acta real del fallecimiento de los muertos por coronavirus.

Hasta el momento en Honduras se registran 1,685 contagios y 105 muertos por coronavirus. El día de ayer el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) informó sobre 224 nuevos casos positivos en el país.

Los nuevos contagios se registraron de la siguiente forma: 164 en el departamento de Cortés, 30 en Francisco Morazán, 10 en Atlántida, nueve en Yoro, tres en Valle, tres en Choluteca, tres en Copán y uno en El Paraíso.

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) confirmó seis fallecimientos más por coronavirus, cuatro en el departamento de Cortés, uno en Atlántida y uno den Francisco Morazán.

La Prensa