Unos 250 mil hondureños han sido desplazados por la violencia

Víctimas de desplazamiento son amenazados por maras o pandillas.

Un estudio entre 2004 y 2014 registró 174,000 personas desplazadas en Honduras.
Un estudio entre 2004 y 2014 registró 174,000 personas desplazadas en Honduras.

Tegucigalpa, Honduras

El número de personas desplazadas ha incrementado a 247,000 en Honduras principalmente por culpa de la violencia, informaron este lunes fuentes oficiales en Tegucigalpa en un foro auspiciado por las Naciones Unidas, la Secretaría de Derechos Humanos y la Cruz Roja.

"Estamos viendo que uno de los principales detonantes para que las personas se vean forzadas a desplazarse, ya sea a otro municipio o a la casa de su familia de origen, es precisamente la violencia doméstica e intrafamiliar", dijo a Efe la ministra hondureña de Derechos Humanos, Karla Cueva.

Jóvenes forzados a unirse a pandillas

Cueva explicó que, las zonas con más población, como Tegucigalpa, la capital del país, comunidades en el Valle de Sula y la ciudad de El Progreso, norte, entre otras, son las que más registran desplazamientos de personas.

"Los sectores más propensos a ser víctimas de desplazamiento son los barrios de estos centros urbanos, sobretodo los amenazados por 'maras' o pandillas", indicó la alta funcionaria.

Subrayó que es preocupante que "muchos jóvenes" de los centros de educación pública, mientras se desplazan a recibir clases, son "forzados o amenazados a unirse a una 'mara' o pandilla para participar en actividades vinculadas al crimen organizado".

También hay muchos casos de mujeres jefas de hogar que son víctimas de la extorsión y violencia, a las que se suman otros grupos como el de la comunidad homosexual y el transporte público.

Un estudio entre 2004 y 2014 registró 174,000 personas desplazadas en Honduras, principalmente por la violencia, pero esa cifra aumento a 274.000 de 2014 a 2018, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Cueva señaló que el estudio del INE es de mucho valor porque ayuda a buscar una respuesta diferenciada, porque no es lo mismo el caso de una mujer jefa de hogar desplazada con muchos hijos, que atender a un estudiante universitario.

"Hemos conocido de jóvenes que se han tenido que trasladar a otro municipio, perder su año lectivo, porque lo primero que busca la familia es proteger su vida. Entonces, cómo buscar soluciones diferenciadas, también es importante", acotó.

Respuesta estatal

El jefe de la Oficina del Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (Acnur), Andrés Celis, dijo a Efe que el desplazamiento de 247,000 personas entre 2014 y 2018 en Honduras "es un hecho grave en sí mismo".

Celis lamentó que por razones vinculadas a la violencia, muchos hondureños tengan que dejar su lugar de residencia y buscar protección en otra parte del país.

El funcionario del Acnur destacó la importancia del trabajo conjunto que se está haciendo con el Comité Internacional de la Cruz Roja para buscar una respuesta para atender a las personas afectadas por el desplazamiento, lo mismo que medidas de prevención, protección y búsqueda de soluciones hacia ellas.

Celis también recordó que desde 2013 se creó la Comisión Interinstitucional de Prevención y Protección de las Personas Desplazadas, que inicialmente trabajó en una análisis sobre las necesidades en el país y luego se logró estructurar un proyecto de ley que fue presentado en marzo de este año al Parlamento hondureño.

El Acnur, la Cruz Roja y la Secretaría de Derechos Humanos esperan que los diputados no demoren la aprobación de la iniciativa de ley que recibieron hace ocho meses.

"Una de las medidas importantes es generar un marco claro de competencias, asignar recursos suficientes, definir el rol de la nación y el municipio con mayor precisión para que las personas que se ven afectadas por el desplazamiento encuentren la respuesta y dar una respuesta estatal más ordenada y factible de sus necesidades", subrayó Celis.