Más noticias

Fiscalía pide sentencia de 11 años contra otro socio de los Valle

El hondureño Osman Donay Martínez se declaró culpable de narcotráfico en EEUU en mayo de este año

Osman Donay Martínez fue extraditado a los Estados Unidos en marzo de este año.
Osman Donay Martínez fue extraditado a los Estados Unidos en marzo de este año. / Foto: Archivo

Virginia, Estados Unidos

La fiscalía que representa al gobierno de los Estados Unidos ante la corte federal del Distrito Este de Virginia, dio a conocer su posición sobre la sentencia que debería imponerse al hondureño Osman Donay Martínez, quien se declaró culpable de cargos de narcotráfico ante la justicia estadounidense.

Martínez es sindicado por tener nexos con el cartel hondureño de los Valle Valle y en mayo pasado se declaró culpable de los cargos que se le imputaban, luego de ser extraditado por las autoridades hondureñas en marzo.

Unos tres meses antes, en diciembre de 2018, el narco hondureño fue capturado en el marco de las operaciones de la Fuerza de Tarea Maya-Chortí, en un operativo de inteligencia antidrogas efectuado en la comunidad de Buenas Aires, municipio de Florida, Copán.

Sentencia recomendada

Basándose en la legislación aplicable, la fiscalía estadounidense solicita una sentencia de 135 meses de reclusión para Martínez, lo que equivale a un período de 11 años y tres meses.

En su exposición de procedimiento para solicitar dicha sentencia, los fiscales explican que el imputado fue acusado junto a más de una docena de coimputados en conexión con una creciente operación de tráfico de drogas entre Honduras y los Estados Unidos.

La fiscalía toma en cuenta la declaración de culpabilidad del hondureño y que este admitió haber traficado más de 50 kilos de cocaína, pero menos de 150.

Detallan que este tráfico se llevó a cabo usando “correos humanos” (mulas) y que la cocaína era introducida de contrabando en el interior de zapatos, marcos de cuadros y equipajes de viajeros que llegaban a los Estados Unidos en vuelos comerciales.

La fiscalía enfatiza que la organización de los Valle hacía las veces de proveedor de la droga que Martínez y otros participantes de la conspiración traficaban hacia EEUU.

Los fiscales también hacen notar que entre mayo de 2011 y agosto de 2013, el acusado recibió al menos 85 transferencias electrónicas de dinero por un total aproximado de casi 91 mil dólares.

A manera de antecedente, hacen constar que Martínez ya había sido condenado anteriormente por otro caso de narcotráfico ocurrido en 2006, cuando recibió una condena de 37 meses (tres años y un mes), la que cumplió en 2009, tras lo cual fue liberado y deportado de vuelta a Honduras, retornando a la actividad de narcotráfico poco después, incurriendo en las acciones por las que será ahora sentenciado.

De acuerdo con los lineamientos para casos como el del hondureño, y tomando en cuenta sus circunstancias particulares, los fiscales pueden proponer una sentencia que oscile entre los 135 y los 168 meses de prisión, decantándose por el extremo inferior de este rango.

La fiscalía considera que la sentencia propuesta cumple con los requisitos para ser una pena “suficiente pero no mayor a la necesaria” para desalentar esta clase de conducta criminal.